jueves, 12 de octubre de 2017

Clasificación de Keros

La de Keros es una clasificación sobre la profundidad de la fosa olfatoria, en relación con la altura de la lamela lateral. Dichoreceso olfatorio contiene nervios olfativos y una pequeña arteria. Se distingue tres tipos: 

  • Tipo 1:  profundidad de 1-3 mm (26.3% de la población).







  •  Tipo 2: 4-7 mm (73.3%).
     
     
     
  • Tipo 3: 8-16 mm (0.5%).
















El tipo 3 se relaciona con una lámina cribriforme más delgada y que está más expuesta a posibles daños por traumatismo, erosión tumoral, erosión por LCR (hipertensión intracraneal benigna) y cirugía (cirugía nasal local o descompresión orbitaria).

Además de la evaluación de la profundidad de las fosas olfatorias se debe evaluar la presencia de asimetría del techo etmoidal, más comúnmente observada en los pacientes con Keros tipo II, y que representa un aspecto significativo en los estudios tomográficos y debe incluirse en la descripción rutinaria de los informes tomográficos, considerando la implicación significativa de estas estructuras en las cirugías nasales endoscópicas.




Fuente:
- Ale Souza S, Ale de Souza MM, Idagawa M, Borri Wolosker AM, Aron Ajzen S. Computed tomography assessment of the ethmoid roof: a relevant region at risk in endoscopic sinus surgery. Radiol Bras. 2008;41:143-47.

- González Rosado GD, Agüero Miranda E, Alva López LF. Relación de la profundidad y morfología del techo etmoidal por Tomografía Computarizada con patología del seno etmoidal y/o frontal. Anales de Radiología México. 2006;2:147-52.
Radiopaedia.org

domingo, 1 de octubre de 2017

Tipos de demencia II: demencia vascular

- Es uno de los tipos de demencia más frecuentes,a cierta distancia de la Enfermedad de Alzheimer. No obstante, es muy frecuente la coexistencia de ambas. Tanto es así, que es más frecuente que se dé una "demencia mixta" en lugar de una demencia vascular pura.
- Existen dos mecanismos de daño vascular: la patología de "vaso grande" o demencia multiinfarto y la de "vaso pequeño" o subcortical. Por norma general, los infartos del hemisferio izquierdo tienen más importancia de cara al desarrollo de la demencia. 
- Clínicamente, es característico el inicio súbito de la demencia con progresión escalonada, asociando alteraciones motoras. La HTA es un factor de riesgo para esta enfermedad, debido a que se relaciona con una aterosclerosis de las arterias perforante que produce una isquemia crónica de la sustancia blanca periventricular.
- Por imagen, va a ser especialmente importante identificar las zonas estratégicas en las cuales un infarto puede ser responsable del deterioro cognitivo y que son: hipocampo, tálamo medial, núcleo caudado y lóbulo parietal derecho. De forma característica, en TC y RM observaremos infartos corticales, lacunares y leucoaraiosis (áreas parcheadas, confluentes, hipodensas en la sustancia blanca periventricular acompañadas de un pseudocrecimiento del sistema ventricular provocado por una disminución en el volumen de la sustancia blanca).

Escala de calificación visual de Fazekas basada en imágenes de TC y MR de un mismo paciente. Grado 1, lesiones focales; grado 2, inicio temprano de lesiones confluentes; grado 3, lesiones confluentes con afectación difusa de un lóbulo, con o sin afectación de las fibras en U subcorticales.

Aunque la RM es una técnica más adecuada para su estudio, se debe contar con una secuencia T2, puesto que la secuencia FLAIR puede pasar por alto los infartos talámicos. Las secuencias T2* con eco de gradiente también son importantes dado que esta es la demencia que asocia mayor incidencia de microsangrados (< 5mm; hasta dos tercios de los casos). 

http://stroke.ahajournals.org/content/42/3/656
  
La angiopatía amiloide se considera una forma cortical de la enfermedad de "pequeño vaso". Se relaciona con la edad y produce una demencia progresiva. Por imagen se manifestará como una hemorragia (causa más frecuente en pacientes normotensos), con microhemorragias y microinfartos corticales, produciendo también una alteración de la señal de la sustancia blanca. 



Fuente: Frisoni G, Scheltens P, Galluzzi S, Nobili F, Fox N, Robert P, et al. Neuroimaging tools to rate regional atrophy, subcortical cerebrovascular disease, and regional cerebral blood flow and metabolism: consensus paper of the EADC. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 2003; 74: 1371-81.

domingo, 24 de septiembre de 2017

Tipos de demencia I: Enfermedad de Alzheimer

En esta entrada abordaremos los principales tipos de demencia en nuestro medio, así como los hallazgos radiológicos fundamentales que nos pueden guiar de cara a establecer un diagnóstico de sospecha. 

Enfermedad de Alzheimer:

- Es el tipo de demencia más frecuente. Su prevalencia aumenta con la edad. Los pacientes de menos de 65 años constituyen sólo el 10% de los afectados. Existen formas familiares de la enfermedad, siendo en estos casos más probable encontrar pacientes de menor edad. 

- Clínicamente, esta enfermedad produce un deterioro de la función cognitiva en relación con la pérdida progresiva de neuronas y sinapsis. Suele iniciarse con una pérdida aislada de la memoria. Para su diagnóstico se requieren criterios clínicos y patológicos. 

- En cuanto a su presentación radiológica (TC, RM), en los estadíos iniciales de la enfermedad se produce una atrofia cortical difusa. Pasado un tiempo, se puede detectar una atrofia más acusada a nivel de los lóbulos temporales mediales, especialmente en el hipocampo, cirunvolución parahipocampal, el córtex entorrinal y la amígdala.  Además, también puede existir afectación de la corteza parietal y del cortex cingular posterior. 


http://hipocampoysusfunciones.blogspot.com.es/2015/

La TC es una técnica útil para medir la anchura del asta temporal del ventrículo lateral y, por ende, para valorar la atrofia temporal. Para dicha medida, es necesario adquirir el estudio en el plano orbitomeatal. 

Espesor mínimo del lóbulo temporal medial: la medida se toma en la región del giro parahipocampal, donde la porción entre los aspectos anterior y posterior del tronco encefálico es más delgada (flechas blancas). Ancho radial del cuerno temporal: la medida es la distancia entre dos líneas paralelas dibujadas tangencialmente a la punta de los cuernos temporales donde su anchura es máxima (flechas rojas). Lado derecho, persona anciana no demente; lado izquierdo: Enfermedad de Alzheimer.
Es posible realizar un cociente entre la anchura radial del asta temporal y el diámetro biparietal, siendo sugestico de Enfermedad de Alzheimer al obtener valores de 0.038 o superiores. 

Por su parte, la RM debe ser valorada en el plano coronal, siendo una buena opción optar por secuencias potenciadas en T1 y paralelas al eje del troncoencéfalo. Frisoni et al propusieron que una medida del asta temporal de 6,5 mm en RM sugería una Enfermedad de Alzheimer leve, mientras que una medida de 7,2 mm orientaba a una fase avanzada de la enfermedad. El lector puede hacerse una idea de los diferentes grados de atrofia del lóbulo temporal a traves de la siguiente escala visual:

Escala visual de Scheltens para la valoración de la atrofia del lóbulo temporal medial: 0 = ausente, 1 = mínimo, 2 = leve, 3 = moderado y 4 = grave. (B) Ancho del cuerno temporal.

Fuente: 

- Frisoni GB, Beltramello A, Weiss C, Geroldi C,Bianchetti A, Trabucchi M. Linear measures of atrophy in mild Alzheimer disease. AJNR Am J Neuroradiol.1996;17: 913-23.
- Frisoni G, Scheltens P, Galluzzi S, Nobili F, Fox N, Robert P, et al. Neuroimaging tools to rate regional atrophy, subcortical cerebrovascular disease, and regional cerebral blood flow and metabolism: consensus paper of the EADC. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 2003; 74: 1371-81.

sábado, 16 de septiembre de 2017

Tipos de desviación del tabique nasal

En la presente entrada presentamos una ilustración que muestra los diferentes tipos de desviación del septum nasal que pueden encontrarse, atendiendo a su morfología. 


lunes, 11 de septiembre de 2017

Clasificación de Salter-Harris

Aportamos una tabla que expone de forma gráfica la clasificación del cartílago de crecimiento de Salter-Harris. 

https://residenciasalcalamahora.wordpress.com/tag/fracturas-en-ninos/

domingo, 10 de septiembre de 2017

Clasificación etiológica de la escoliosis

A continuación presentamos una tabla que muestra los diferentes tipos de escoliosis, atendiendo a su etiología. Dicha tabla ha sido obtenida del artículo de Kim et al., que ya utilizamos como fuente en una entrada previa y cuya lectura recomendamos encarecidamente. 


 
Fuente: Kim H, Kim HS, Moon ES, Yoon CS, Chung TS, Song HT. Scoliosis Imaging:  What Radiologists  Should Know. Radiographics. 2010;30:1823-42.

Variantes normales del labrum



http://www.radiologyassistant.nl/en/p4f49ef79818c2/shoulder-mr-anatomy.html

 

  • Receso sublabral: en función de la forma en que el labrum superior se inserte en el cartílago glenoides, podemos encontrar tres tipos. 
    • Tipo I: no existe hendidura/receso entre el labrum y la glena.
    • Tipo II: pequeño receso. 
    • Tipo III: receso amplio. 
http://roentgenrayreader.blogspot.com.es/2011/11/superior-sublabral-recess.html
  •  Foramen sublabral: variante presente en un 11% de la población. Se trata de una área de despegamiento normal del labrum.
Foramen sublabral (flecha blanca). Ligamento glenohumeral medio (cabeza de flecha negra). Fuente: Researchgate.
  • Complejo de Buford: presente en un 1.5% de los individuos. Se relaciona con una hipoplasia del labrum anterosuperior que, a su vez, se acompaña de una hipertrofia compensadora del ligamenteo glenohumeral medio.
Complejo de Buford con hipertrofia del ligamento glenohumeral medio (flecha).

sábado, 2 de septiembre de 2017

Sistemática de lectura de una radiografía lateral de raquis cervical

Exponemos de forma breve una propuesta de sistemática para la lectura de la radiografía lateral de raquis cervical.

1. Un protocolo estandar para el estudio de la columna cervical debería incluir no sólo una proyección AP y lateral de la misma, sino también una proyección transoral de la apófisis odontoides. En primer lugar, se debe valorar todos los cuerpos vertebrales cervicales, incluyendo C7 y también T1. Si esto no fuera posible por la interposición de la cintura escapularo la dificultad del paciente para cooperar, se puede optar por realizar una proyección del nadador  o una TC de la columna cervical.

2. Se ha de identificar los espacios intervertebrales, objetivando si existe una disminución o aumento de su altura.

3. Otro aspecto importante que muchas veces es omitido es la valoración de las partes blandas prevertebrales en la radiografía simple. Su grosor no debe ser superior a los 5 mm por delante de las vértebras C1-C3 ni mayor de 20 mm en el resto. 

4. Valoración de la alineación. Para ello, es útil valorar cuatro líneas paralelas que son, de anterior a posterior, la vertebral anterior, vertebral posterior, espinolaminar y espinosa posterior, tal y como se aprecia en la siguiente imagen. 

https://calsprogram.org/manual/volume2/Section10_XraySkills/03-XraySk2CerSpineXrayInterp13.html

5. Evaluación del espacio atloaxoideo, midiendo la distancia entre la cara posterior del arco anterior de C1 y la cara anterior de la apófisis odontoides. Dicho espacio no debe medir más de 3 mm en los adultos y 5 mm en los niños, y su ensanchamiento es sugestivo de una lesión del ligameto transverso del atlas.

viernes, 1 de septiembre de 2017

Clasificación de las fracturas de odontoides.

Exponemos a través de una ilustración los tipos de fracturas de la apófisis odontoides, basándonos en la clasificación propuesta por Anderson y D'Alonzo. Hay que recordar que la tipo II se considera la única inestable. 

http://emedicine.medscape.com/article/1267150-overview

Diagnóstico por radiografía simple del derrame en articulación del codo (signo de la amohadilla grasa)

Las almohadillas grasas están normalmente presentes entre la sinovial y la cápsula articular del codo; dichas almohadillas normalmente no son radiológicamente visibles, excepto la almohadilla grasa anterior, que se puede ver como una pequeña zona radiolúcida inmediatamente adyacente a la cortical anterior del húmero distal. 

http://www.wikiradiography.net/page/Elbow+Radiographic+Anatomy

Con una fractura intraarticular, la sinovial se distiende, desplazando hacia arriba esta almohadilla grasa anterior. Es entonces cuando suele adoptar un aspecto trinagular parecido a la vela de un barco, lo que justifica su denominación como signo "de la vela". Como consecuencia de la misma fractura intraarticular, también se puede hacer visible una almohadilla grasa posterior, la cual en condiciones normales no es visualizable en la radiografía lateral de codo. 

http://www.wikiradiography.net/page/Soft+Tissue+Signs-+The+Elbow

Aportamos un video explicativo de radiopaedia.org, que aborda el proceso que lleva a la aparición de estos signos, tan importantes a nivel de semiología. 


jueves, 31 de agosto de 2017

Afectación de la mano en las artropatías

A continuación presentamos un esquema visual, describiendo la distribución predominante de alguna de las artropatías más características en cuanto a su afectación de la mano. 

- DISTRIBUCIÓN DIGITAL PROXIMAL: articulaciones metacarpofalángicas e interfalángicas proximales: Artritis reumatoide.

https://myhealth.alberta.ca/Health/Pages/conditions.aspx?hwid=zm6061

 - DISTRIBUCIÓN DIGITAL DISTAL: articulaciones interfalángicas distales: Artritis soriásica.


http://learningradiology.com/archives03/COW%20060-Psoriatic%20arthritis/psoriasiscorrect.htm

- DISTRIBUCIÓN DIGITAL MIXTA: articulaciones interfalángicas proximales y distales: Artrosis.

https://www.cartilagodetiburon.net/artrosis/

Como generalidades, se puede apuntar que, a diferencia de la artrosis y de la artritis soriásica, la artritis reumatoide no asocia esclerosis subcondral ni periostitis. Hallazgos como el aspecto de "lapiz en copa" de la falange son muy sugestivos de la artritis soriásica. 

Generalidades para el diagnóstico de las artropatías inflamatorias no infecciosas

En la presente entrada citamos algunas de las características diferenciales que pueden orientar al diagnóstico de uno u otro tipo de artropatía inflamatoria. Nos centraremos fundamentalmente en la distribución de la enfermedad, características que por sí sola ya puede reducir el número de patologías a considerar en el diagnóstico diferencial. No obstante, sólo un adecuado correlato con el contexto clínico y con otras pruebas complementarias podrán establecer el diagnóstico definitivo. 

En función de la distribución de la artropatía, podemos encontral: 

  • Bilateral y simétrica
La artritis reumatoide es el ejemplo más representativo de este tipo de distribución.

http://www.svuhradiology.ie/case-study/rheumatoid-arthritis-hand/

Por norma general, suele ser asequible diferenciar una artritis reumatoide de las espondiloartropatías, debido a que estas últimas presentan una distribución predominantemente axial, con afectación de la entesis y proliferación ósea. Con todo, la artritis soriásica puede presentarse en forma de poliartritis simétrica (forma menos frecuente que la oligoartritis asimétrica presente en hasta el 30-70% de los pacientes). En estos casos, será más complejo diferenciar la artritis reumatoide de la artritis soriásica, aunque la presencia de esclerosis subcondral y periostitis, común en las esponduloartropatías, nos guiará por el buen camino. 

De forma menos frecuente, podemos encontrar este tipo de distribución en otras artropatías como la foma extraespinal de la espondilitis anquilosante (representa el 20-40% de los casos y suele afectar, fundamentalmente, a las caderas, hombros y rodillas) o en la artropatía por depósito de cristales de pirofosfato cálcico dihidratado. En este último caso, se trata de la conocida como "seudoartritis reumatoide" que sólo se observara en el 5% de pacientes afectos por este tipo de artropatía por depósito. 

  • Bilateral y asimétrica
Existe una forma muy prevalente de afectación bilateral asimétrica como es la de la artrosis, que no es difícil de descartar en base al contexto clínico y pruebas complementarias.  

Ante un paciente con este tipo de distribución, también podemos pensar en una artritis soriásica en su forma oligoarticular asimétrica. La artropatía asociada a la enfermedad inflamatoria intestinal suele presentarse en forma de artropatía oligoarticular asimétrica (2-4 articulaciones), aunque también existe una forma poliarticular. La artritis reactiva (síndrome de Reiter) puede presentarse en forma oligoarticular asimétrica. 

La artropatía por depósito de cristales de pirofosfato cálcico dihidratado, en su forma crónica (50%), suele presentar este tipo de distribución.

https://rafalafena.wordpress.com/2012/09/12/imagenes-radiologicas-me-duelen-las-rodillas/

  • Unilateral/ monoarticular.
Nuevamente, recurrimos a la artrosis que también puede presentar una distribución unilateral. No se debe olvidar la gota, la artropatía por depósito de cristales de pirofosfato cálcico dihidratado y la forma articular de la enfermedad por depósito de cristales de hidroxiapatita

http://www.texasfootdoctor.org/arthritis-of-the-foot-and-ankle.html

lunes, 7 de agosto de 2017

Estudio de las escoliosis

En esta ocasión, recomendamos un artículo de la revista Radiographics que versa sobre el estudio de las escoliosis. Como su propio título indica, en este artículo se explica lo que el radiólogo que informa una prueba diagnóstica de un paciente con escoliosis debe conocer; de ahí su marcada utilidad práctica. 

Ángulo de Cobb.

Clasificación de la rotación vertebral según el método de Nash-Moe.


Fuente: Kim H, Kim HS, Moon ES, Yoon CS, Chung TS, Song HT. Scoliosis Imaging:  What Radiologists  Should Know. Radiographics. 2010;30:1823-42.

lunes, 24 de julio de 2017

Edad de máxima incidencia de los diferentes tumores óseos

Presentamos una tabla con la clasificación de los tumores de hueso según la edad de máxima incidencia, obtenida de una presentación elaborada por los doctores Lamelas y Lucero Saa del Hospital de Niños Ricardo Gutierrez (Buenos Aires. Argentina). Hemos seleccionado dicha tabla dada su sencillez y potencial didáctico. 



Se puede acceder a la presentación completa accediendo al siguiente enlace.

martes, 18 de julio de 2017

Proyecciones de macizo facial/ senos para nasales

  • Proyección de Caldwell: es la mejor radiografía para valorar los senos frontales; también permite observar los cornetes y las fosas nasales. 

radiopaedia.org

  Se flexiona la cabeza del paciente para apoyar en la placa la frente y el dorso de la punta nasal.



http://edwin91.blogdiario.com/1478665150/proyeccion-pa-caldwell-/


  • Proyección de Waters (naso-mento-placa): se utiliza para la  valoración de los senos maxilares, frontales y suelo orbitario. 
http://www.upc.com.mx/imagenologia/radiologia/cabeza

Se coloca la cabeza del paciente hasta hacer contactar con la placa de impresión la base de la pirámide nasal y el mentón.

http://ocwus.us.es/estomatologia/cirugia-bucal/cirugia_bucal/tema-7/page_06.htm

Proyecciones radiográficas de cráneo

  • Proyecciones anteroposterior (frontooccipital) y lateral: existen varios estudios que desaconsejan su indicaciónen en patología traumática, estableciendo la Royal College of Radiologists en el 1981 que no es necesario su uso, invitando a la realización de la TC simple de cráneo en su lugar (1,2). Persiste la controversia en cuanto a su uso en pacientes pediátricos con sospecha de traumatismo no accidental, aunque algún estudio retrospectivo promueve su utilización en menores de 2 años, formando parte de una serie ósea radiográfica (3).
Una de sus indicaciones más aceptadas es para el estudio de lesiones neoplásicas (metástasis de cáncer de mama y mieloma).  

Para la proyección anteroposterior, se coloca al paciente en supino sobre la camilla, con la parte posterior de la cabeza apoyada en un receptor de imagen. Se coloca la cabeza para que el plano sagital medio forme un ángulo recto con el chasis y que coincida con su línea media.

http://www.wikiradiography.net/page/Skull+Radiographic+Anatomy

Para la proyección lateral, se coloca al paciente en decúbito supino, con la cabeza inmovilizada en una almohadilla craneal no radiopaca. Se ha de ajustar la cabeza para que el plano sagital medio sea perpendicular a la mesa y la línea interorbitaria sea perpendicular al receptor de imagen. Se apoya el receptor de imagen verticalmente contra la pared lateral de la cabeza, paralelo al plano sagital medio. Existe la posibilidad de hacer la proyección en bipedestación.
 
http://www.wikiradiography.net/page/Skull+Radiographic+Anatomy

  • Proyección de Towne (Axial AP): utilizada para el estudio de la fosa posterior. 

https://tecnicosrayosxblog.wordpress.com/2014/05/21/craneo/

 Para esta proyección, el paciente se coloca en decúbito supino sobre la camilla o con la parte posterior de la cabeza apoyada en el receptor de imagen. Se pone la cabeza de tal modo que el plano sagital medio forme un ángulo recto con el receptor de imagen y que coincida con su línea media.

http://www.tsid.net/radiologia/neuro/craneo.htm

  • Proyección de Hirtz (submentovertical): se utiliza para la valoración de la base del cráneo, fundamentalmente, la fosa media, lo cual incluye los senos esfenoidales y etmoidales.

https://www.slideshare.net/FELIPOL/senos-paranasales-imagenologa


La cabeza del paciente se extiende hasta colocar el eje vertical del cráneo perpendicular a la placa. La posición puede resultar incómoda, sobre todo para el paciente, sobre todo en ancianos y personas con problemas cervicales, por lo que en ocasiones no es posible realizar esta proyección.

Fuente:
  1.  Dacey RG, Alves WM, Rimel RW, et al. Neurosurgical complications after apparently minor head injury. Assessment of risk in a series of 610 patients. J Neurosurg. 1986. 65:203-10.
  2.  Thornbury JR, Masters SJ, Campbell JA. Imaging recommendations for head trauma: a new comprehensive strategy. AJR Am J Roentgenol. 1987. 149:781-3.
  3. Mogbo KI, Slovis TL, Canady AI, et al. Appropriate imaging in children with skull fractures and suspicion of abuse. Radiology. 1998. 208:521-4.

viernes, 14 de julio de 2017

Proyecciones fundamentales en la radiografía de hombro

Vamos a abordar algunas de las proyecciones de conocimiento obligado para el estudio radiográfico del hombro. 

  • Proyección anteroposterior: el paciente se coloca en bipedestación, apoyando el hombro afecto sobre el receptor de imagen. El brazo se supina y abduce ligeramente, separándolo del cuerpo. El receptor se coloca de modo que el borde superior se encuentre al menos 5 cm por encima del hombro. 
http://radiologia010.blogspot.com.es/2010/09/hombro.html

Esta proyección debería mostrar claramente el espacio articular gleno-humeral. Junto con la axilar, compone una de las dos proyecciones que suelen utilizarse de rutina para explorar el hombro.

  • Proyección anteroposterior oblicua o proyección de Grashey: permite la valoración tangencial del espacio articular. Se coloca al paciente de forma similar a la proyección anteroposterior convencional, rotando externamente el hombro unos 30º con el fin de emplazar el plano de la cavidad glenoidea perpendicular al receptor de imagen. 
http://rayos-5.blogspot.com.es/2010/06/articulacion-del-hombro-proyeccion_14.html

http://publicacionesmedicina.uc.cl/ImagenesTMT/14.html

  • Proyección anteroposterior con rotación externa: permite diagnosticar fracturas de troquíter, frecuentemente ocultas en las proyecciones anteroposteriores en posición neutra. 

  • Proyección axial o axilar: la proyección axial superoinferior se realiza con el paciente sentado junto a la mesa, la cual se baja a la altura de la cintura. Se abduce el hombro del brazo radiografiado sobre el receptor de imagen unos 45º, si la lesión lo permite. 
http://publicacionesmedicina.uc.cl/ImagenesTMT/15.html


Una alternativa a esta proyección es la proyección axial inferosuperior mediante el método de Lawrence, tal y como se aprecia en la imagen posterior. Se coloca al paciente en decubito supino, elevando el hombro, la cabeza y el codo alrededor de 7 a 10 cm, abduciendo el brazo, manteniendo el humero en rotacion externa y ajustando el antebrazo y la mano en una posicion cómoda.

http://wwwrayitos2011.blogspot.com.es/2011/06/articulacion-del-hombro-proyeccion.html
 Esencialmente, esta exploración debe recoger la cabeza del húmero, el acromion, la apófisis coracoides y la cavidad glenoidea.
  • Proyección transescapular o en "Y":  el paciente se encuentra en bipedestación o sentado con la cara lateral del brazo estudiado apoyada en el receptor de imágenes, que se ajusta para que la axila quede en el centro. El hombro contralateral se eleva para formar un ángulo de 60º entre el tronco y el receptor. 


https://codebrowninmypants.wordpress.com/2013/08/01/shoulder-x-ray-crib-sheet/
 Esta proyección es útil en el estudio de la inestabilidad glenohumeral.
  • Proyección outlet: se realiza igual que la proyección en Y pero con una angulación caudal de tubo de 10º.  
https://www.slideshare.net/miguelox360/rx-de-hombro

Permite la valoración del atrapamiento subacromial, permitiendo caracterizar la morfología acromial, los cambios involutivos de la articulación acromioclavicular y los espolones óseos subacromiales en la inserción del ligament coracoacromial. 

  • Proyección lateral transtorácica: se coloca al paciente en bipedaestacion o en decubito supino, levantando el brazo no afectado sobre la cabeza. Se realiza en pacientes con movilidad limitada de la extremidad, con el inconveniente de la superposición de estructuras torácicas. 
http://rayos-5.blogspot.com.es/2010/06/hombro-proyeccion-lateral-transtoracica.html

http://www.radtechonduty.com/2012/02/transthoracic-lateral-projection.html