sábado, 6 de agosto de 2016

Ecografía Doppler de la vena porta (entrada antigua revisada)

El sistema venoso portal transporta sangre desde los intestinos y el bazo hacia el hígado. La vena porta comienza en la unión de las venas esplénica y mesentérica superior que convergen en una zona posterior al cuello pancreático, terminando en el hilio hepático y dividiéndose en una rama portal derecha y otra izquierda, que irrigan el correspondiente lóbulo hepático. 

Diámetro de la vena porta:

En un individuo sano, el diámetro de la vena porta no excede los 13 mm durante la respiración tranquila en decúbito supino, medido en el punto en el que la vena porta cruza por delante de la vena cava inferior. En estas circunstancias, un diámetro mayor sugiere la existencia de una hipertensíon portal, con una alta especificidad pero con baja sensibilidad. 

Dirección y velocidad del flujo portal: 

En una persona sana, el flujo portal es hepatópeto, es decir, hacia el hígado durante todo el ciclo cardiaco. 


La velocidad media del flujo portal es de 15 a 18 cm/s, aunque el intervalo de valores aceptados como normales es amplio (15-40 cm/s). La velocidad del flujo depende de la actividad cardiaca y de la respiración, lo que da una apariencia ondulada al registro de la onda portal.



Hipertensión portal:

Al presentarse una hipertensión portal, puede disminuir la velocidad de flujo portal y desaparecer las fluctuaciones de la velocidad. A medida que progresa esta hipertensíón portal, el flujo de la porta se vuelve bifásico (anterógrado y retrógrado) o incluso se puede producir una inversión del flujo (flujo hepatófugo). En estos casos, en ocasiones se puede observar una inversión concomitante del flujo de la vena esplénica.



En los casos en que la hipertensión portal es secundaria a una insuficiencia cardiaca derecha, es posible hallar pulsaciones en el registro Doppler. 


Arteria hepática:

En condiciones normales, el 70% del flujo sanguíneo que irriga el hígado llega por la vena porta, dependiendo sólo el 30% de la arteria hepática. Cuando una cirrosis origina una hipertensión portal, puede producirse un aumento compensatorio en el flujo de la arteria hepática. En estos casos, se observará una arteria hepática aumentada de calibre y con una velocidad de flujo aumentada en la ecografía Doppler.

Características de la evaluación con ecografía doppler color de la hipertensión portal:

  • Aumento del diámetro de la vena porta.
  • Aumento menor del 20% del diámetro de la vena porta durante la inspiración profunda o menor del 50% en las venas esplénica y/o mesentérica superior.
  • Pérdida del patrón ondulatorio de la onda espectral de la vena porta.
  • Tendencia al aplanamiento de la onda espectral de la vena porta.
  • Aumento de la velocidad del flujo en la arteria hepática.
  • Índice de pulsatilidad de la arteria hepática menor a 0,2.
  • Flujo portal hepatofugo.
  • Aumento del diámetro de la arteria hepática.
  • Índice de aceleración de la arteria hepática cercano a 1.
Fuente:
- McNaughton DA, Abu-Yousef MM. Doppler US of the liver made simple. Radiographics. 2011;31:161-88.
- Villa Velásquez H y Mantilla Suárez JC. Ecografía doppler del sistema venoso portal hepático. Med UNAB. 2006; 9: 128-37.

No hay comentarios:

Publicar un comentario