miércoles, 4 de mayo de 2016

Plicas sinoviales de la rodilla


Las plicas son pliegues de la membrana sinovial que pueden llegar a tener implicaciones clínicas importantes. Constituyen un remanente del septum que durante la etapa embrionaria separaba la rodilla en tres compartimientos y que comienza a reabsorberse en el cuarto mes de vida intrauterina, lo cual permite a la rodilla convertirse en una sola cavidad. En ocasiones, este septum no se reabsorbe completamente dando como resultado una plica sinovial remanente.

La inflamación de la plica puede causar dolor. Cuando esta inflamación es crónica puede conducir al engrosamiento y fibrosis de la plica. Una gran plica, sobre todo si se ha engrosado, puede incidir sobre las estructuras adyacente y producir fibrosis. Sin embargo, la importancia clínica de plicas es objeto de controversia debido a que su presencia y el tamaño no necesariamente se correlacionan con los síntomas con los que pueden estar asociadas. El conocimiento de la ubicación y el aspecto típico de las plicas en resonancia magnética es importante para una correcta evaluación de los estudios de rodilla. 
 
Existen cuatro tipos de plica (superior, inferior, medial y lateral), aunque la más frecuente es la medial, seguido por la superior.  
 
Plica medial:
 
 
 
 
 
 
Plica lateral:
 
 
 
 
 
Plica Superior:
 
 
 
Plica inferior:
 

Fuente: Boles CA, Martin DF. Synovial plicae in the knee. AJR Am J Roentgenol. 2001;177:221-7.

No hay comentarios:

Publicar un comentario