miércoles, 18 de noviembre de 2015

La próstata

http://www.seekwellness.com/prostate/prostate_cancer.htm


La próstata es una glándula que se divide en tres zona anatómicas: 

- Zona periférica: zona posterior de la próstata, en contacto con la superficie rectal. Constituye el 70% de la glándula. El adenocarcinoma de próstata se origina aquí en el 70% de las ocasiones. 

- Zona transicional: rodea los conductos eyaculadores. Conforma el 25% de la glandula. Aquí se desarrolla la hiperplasia benigna de próstata (HBP). El adenocarcinoma se origina aquí en el 20% de los casos. 

- Zona central: alrededor de la uretra. 5% de la glándula. El adenocarcinoma se asienta aquí en el 5-10% de las ocasiones. 

Existe también una zona anterior de naturaleza fibromuscular, no glandular. 

Durante la pubertad, la glándula prostática experimenta un rápido desarrollo, que posteriormente continúa en forma más lenta hasta la tercera década de vida a una velocidad de 1,6 g por año. Si bien posteriormente el crecimiento es mucho más lento, estimado en 0,4 g por año, éste permanece hasta la novena década. El crecimiento prostático tiene tres componentes con distinto grado de participación en cada individuo:

- Crecimiento estromal.
- Crecimiento glandular.
- Crecimiento muscular.

A partir de los cuarenta años se desarrollan nódulos de tejido hiperplástico. En los hombres entre los 50 y 70 años, la masa hiperplástica de la próstata está formada en un 14% por nódulos y en un 86% es difusa, que ocurre principalmente en la zona de transición.

http://www.slideshare.net/DrVijayAnandReddy/kupelian-1st-talk-planning-dose-hyderabad-2013-cancer-ci-2013-patrick-kupelian-md

La HBP puede ser clasificada en los siguientes grados:

1: 20-40 ml.
2: 40-60 ml.
3: 60-80 ml.
4: >80 ml.

En pacientes mayores de 50 años, se puede considerar normal un volumen de hasta 30 ml. Volúmenes mayores de 80 ml indican la cirugía con abordaje transabdominal. 



Fuente: Zhang S, Qian H, Zhao Y, Sun K, Wang H, Liang G, et al. Relationship between age and prostate size. Asian J Androl. 2013; 15: 116–20.

No hay comentarios:

Publicar un comentario