domingo, 22 de noviembre de 2015

Evaluación tomográfica de las hernias inguinales


Las hernias inguinales son el tipo más común de hernias de la pared abdominal. El 80% de las hernias de la pared abdominal son inguinales, mientras que el 5% son femorales. 


Hernias inguinales indirectas: 

En los pacientes en edad pediátrica se relacionan con la persistencia del conducto peritoneo-vaginal. En los hombres, el saco herniario se puede extender hacia el escroto a través del cordón espermático, mientras que en las mujeres seguirá el curso del ligamento redondo hasta el labio mayor. 

Se localizan parcialmente anteriores a la línea ortogonal dibujada en la zona del tubérculo púbico en imágenes axiales. Se diferencian de las hernias inguinales directas pues se localizan medialmente con respecto al tubérculo púbico. 

Hernias inguinales directas:

Se presentan con más frecuencia en adultos y a menudo son bilaterales. Protuyen a través de un sitio potencial de debilidad en la fascia transversal denominada triángulo de Hesselbach. Estas hernias se caracterizan por tener un cuello ancho, con menor riesgo de incarceración.

Se localizan completamente anteriores a la línea ortogonal dibujada en la zona del tubérculo púbico en imágenes axiales. Se ubican lateralmente con respecto al tubérculo púbico. 

Hernias femorales:

Son más frecuentes en mujeres, usualmente en el lado derecho. Surgen en un defecto de la fascia transversalis. La incarceración intestinal debido a la estrechez del orificio.

Se localizan completamente posteriores a la línea ortogonal dibujada en la zona del tubérculo púbico en imágenes axiales. Se ubican lateralmente con respecto al tubérculo púbico. La compresión venosa sugiere una alta probabilidad de hernia femoral. 




Fuente: Ulloa Guerrero LH, Camargo Pedraza CB, Carrillo Bayona JA, Luna Hernández DR, Díaz Díaz NE. Evaluación tomográfica de las hernias de la pared abdominal. Rev Colomb Radiol. 2008; 19: 2387-96.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

La próstata

http://www.seekwellness.com/prostate/prostate_cancer.htm


La próstata es una glándula que se divide en tres zona anatómicas: 

- Zona periférica: zona posterior de la próstata, en contacto con la superficie rectal. Constituye el 70% de la glándula. El adenocarcinoma de próstata se origina aquí en el 70% de las ocasiones. 

- Zona transicional: rodea los conductos eyaculadores. Conforma el 25% de la glandula. Aquí se desarrolla la hiperplasia benigna de próstata (HBP). El adenocarcinoma se origina aquí en el 20% de los casos. 

- Zona central: alrededor de la uretra. 5% de la glándula. El adenocarcinoma se asienta aquí en el 5-10% de las ocasiones. 

Existe también una zona anterior de naturaleza fibromuscular, no glandular. 

Durante la pubertad, la glándula prostática experimenta un rápido desarrollo, que posteriormente continúa en forma más lenta hasta la tercera década de vida a una velocidad de 1,6 g por año. Si bien posteriormente el crecimiento es mucho más lento, estimado en 0,4 g por año, éste permanece hasta la novena década. El crecimiento prostático tiene tres componentes con distinto grado de participación en cada individuo:

- Crecimiento estromal.
- Crecimiento glandular.
- Crecimiento muscular.

A partir de los cuarenta años se desarrollan nódulos de tejido hiperplástico. En los hombres entre los 50 y 70 años, la masa hiperplástica de la próstata está formada en un 14% por nódulos y en un 86% es difusa, que ocurre principalmente en la zona de transición.

http://www.slideshare.net/DrVijayAnandReddy/kupelian-1st-talk-planning-dose-hyderabad-2013-cancer-ci-2013-patrick-kupelian-md

La HBP puede ser clasificada en los siguientes grados:

1: 20-40 ml.
2: 40-60 ml.
3: 60-80 ml.
4: >80 ml.

En pacientes mayores de 50 años, se puede considerar normal un volumen de hasta 30 ml. Volúmenes mayores de 80 ml indican la cirugía con abordaje transabdominal. 



Fuente: Zhang S, Qian H, Zhao Y, Sun K, Wang H, Liang G, et al. Relationship between age and prostate size. Asian J Androl. 2013; 15: 116–20.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Ecografía del manguito rotador

A continuación recomendamos un artículo de la revista Radiology, gracias al cual se puede aprender mucho acerca de la anatomía ecográfica del hombro. Se trata de un tema clásico y sobre el que se ha escrito mucho pero del que nunca se sabe demasiado.

Tendón de la porción larga del bíceps





Tendón del subescapular:





Tendón supraespinoso





Fuente: Jacobson JA. Shoulder US: anatomy, technique, and scanning pitfalls.Radiology. 2011;260:6-16.

domingo, 1 de noviembre de 2015

Manejo de los nódulos tiroideos detectados por ecografía

Los nódulos tiroideos son un hallazgo muy habitual. Se calcila que se pueden detectar por palpación en el 4-8% de los adultos, por ecografía en un 10-41% y hasta en un 50% de las autopsias. La incidencia de cáncer es del 9.2-13% de las punciones realizadas. A continuación vamos a analizar los diferentes parámetros que nos permitirán definir la probabilidad de malignidad de un nódulo tiroideo:

  • Edad: la malignidad es más común en los grupos de edad de menores de 20 y mayores de 60 años.
  • Tamaño del nódulo: en un tercio de los casos, el cáncer no se localiza en un nódulo dominante. Se considera que el tamaño de un nódulo, por tanto, no es un predictor fiable de malignidad. 
  • Naturaleza de la lesión: el factor con mayor sensibilidad para el diagnóstico de malignidad es la composición sólida del nódulo. Si se trata de nódulo solidoquístico, es recomendable valorar que componente es dominante sobre el otro. No obstante, este parámetro aisladamente tiene un bajo valor predictivo positivo.
  • Microcalcificaciones: la presencia de microcalcificaciones predice la existencia de malignidad con un alto valor predictivo. 
  • Vascularización: la vascularización central mediad mediante la técnica Doppler color orienta hacia malignidad. 
La mejor característica para definir la naturaleza benigna o maligna de un nódulo, es la combinación de todos ellos. 

A continuación introducimos una tabla con una serie de recomendaciones a seguir ante el hallazgo de un nódulo tiroideo. 






Fuente:
- Frates MC, Benson CB, Charboneau JW, Cibas ES, Clark OH, Coleman BG. Management of thyroid nodules detected at US: Society of Radiologists in Ultrasound consensus conference statement. Radiology. 2005;237:794-800.
- Hoang JK, Lee WK, Lee M, Johnson D, Farrell S. US Features of thyroid malignancy: pearls and pitfalls. Radiographics. 2007;27:847-60.
- Nachiappan AC, Metwalli ZA, Hailey BS, Patel RA, Ostrowski ML, Wynne DM. The thyroid: review of imaging features and biopsy techniques with radiologic-pathologic correlation.Radiographics. 2014;34:276-93.