miércoles, 24 de junio de 2015

Hallazgos diferenciales de TEP agudo y crónico en TC

http://www.lookfordiagnosis.com/mesh_info.php?term=Art%C3%A9rias+Br%C3%B4nquicas&lang=3


Signos de tromboembolismo pulmonar agudo:

  • Defecto de replección que afecta a toda la luz del vaso, aumentando su calibre. También puede ser parcial, pero en este caso su localización es central, pasando el contraste por la zona periférica (Signo del "tranvía").
  • Áreas parcheadas en vidrio deslustrado.
  • Atelectasias secundarias al déficit de surfactante producido por la isquemia. 
  • Consolidaciones triangulares periféricas de base pleural sin realce tras la administración de contraste , en relación con infartos.



Signos de tromboembolismo pulmonar crónico:

  • Defecto de repleción completo en los vasos pulmonares, con disminución de su calibre. Posible calcificación del trombo. Puede darse un defectos de repleción parcial pero a diferencia de los TEP agudos, será periférico, formando un  ángulo obtuso con la pared arterial. 
  • Aumento de calibre del tronco pulmonar y de las arterias pulmonares principales, tortuosidad vascular, aumento de tamaño de las cavidades cardiacas derechas con aumento del espesor miocárdico en el ventrículo derecho, hallazgos, todos ellos, en relación con hipertensión pulmonar.
  • Patrón en mosaico.
  • Aumento de calibre de las arterias bronquiales y colaterales.
  • Dilatación segmentaria bronquial.

sábado, 20 de junio de 2015

Dynamic high-resolution ultrasound of the shoulder: How we do it

Presentamos una artículo de  a revista European Journal of Radiology que habla sobre la técnica y los pitfalls más importantes en cuanto a la ecografía del manguito rotador se reviere. En el mismo se introducen los concpetos más relevantes de la exploración a través de imágenes ilustrativas y pequeños archivos de vídeo. Desde este espacio recomendamos completamente su visualización tanto para radiólogos poco avezados en la exploración ecográfica musculoesquelética como a aquellos que poseen un nivel intermedio de conocimientos. 

  • Porción larga del bíceps:

*=PLB; D= Deltoides; GT= troquiter; LT: troquín.

  • Tendón subescapular

C= coracoides; subS= subescapular; puntas de flecha= ligamento coracohuneral.

  • Tendón supraespinoso:
SS= supraespinoso; flecha= bursa subacromio-subdeltoidea; ptas flecha= cartílago articular.



Test de impingment subacromial






Fuente: Corazza A, Orlandi D, Fabbro E, Ferrero G, Messina C, Sartoris R, et al. Dynamic high-resolution ultrasound of the shoulder: how we do it. Eur J Radiol. 2015;84:266-77.

Comparative evaluation of the modified CT severity index and CT severity index in assessing severity of acute pancreatitis

Corte axial de TC de abdomen con contraste, el cual muestra una acumulación de líquido peripancreática y un parénquima pancreático ligeramente heterogéneo. El ISTC fue de 3 (pancreatitis leve) y de 6 (pancreatitis aguda moderada-grave) en el ISTCM. La paciente sobrevivió, pero sufrió una insuficiencia orgánica persistente y, por lo tanto, se le diagnosticó pancreatitis aguda clínicamente severa.


En las dos últimas décadas se han desarrollado varios sistemas de puntuación para valorar el pronóstico radiológico de la pancreatitis aguda (PA). Entre ellos, el índice de severidad de TC (ISTC), diseñado por Balthazar et al. en 1990, el cual es el más ampliamente adoptado para entornos clínicos y de investigación. El ISTC es un sistema de puntuación numérico que cuantifiva tanto la inflamación pancreática y extrapancreática como la extensión de la necrosis pancreática. En 2004, un ISTC modificado (ISTCM) fue diseñado teniendo en cuenta varias limitaciones potenciales del ISTC. En contraste con el ISTC, el ISTCM incorpora complicaciones extrapancreáticas en la evaluación de la pancreatitis, simplificando la evaluación de la extensión de la necrosis del parénquima pancreático (no necrosis, ≤ 30%, o > 30%) y la inflamación peripancreática (presencia o ausencia de líquido peripancreática). En el estudio inicial de 66 pacientes, el ISTCM demostró una mejor correlación con la evolución del paciente, en particular, con respecto a la duración de la estancia hospitalaria y, lo que es más importante, en relación con el desarrollo del fallo multiorgánico, factor pronóstico más importante en la fase temprana de la PA.

Este artículo tiene como objeto comparar el índice ISTCM con el ISTC con respecto a la evaluación de los parámetros de gravedad en la PA. Ambos índices de TC también se compararon con el índice clínico APACHE II.

El estudio no demostró diferencias significativas entre el ISTCM y el ISTC en la evaluación de la gravedad de la AP. En comparación con APACHE II, ambos índices de TC diagnostican con más precisión la enfermedad clínicamente grave y se correlacionan mejor con la necesidad de intervención y la infección de páncreas.

Ver "The revised Atlanta classification for acute pancreatitis: updates in imaging terminology and guidelines".


Fuente: Bollen TL, Singh VK, Maurer R, Repas K, van Es HW, Banks PA, Mortele KJ. Comparative evaluation of the modified CT severity index and CT severity index in assessing severity of acute pancreatitis. AJR Am J Roentgenol. 2011;197:386-92.

Transphyseal involvement of pyogenic osteomyelitis is considerably more common than classically taught

Secuencia coronal T1 con saturación grasa. Se puede apreciar como la osteomielitis se extiende a través de la placa fisaria. 


A los radiólogos se les enseña que la osteomielitis piógena en niños raramente cruza la placa de crecimiento, porque los vasos nutricios terminan en la fisis, predisponiendo a la localización metafisaria en las infecciones por vía hematógena. Sin embargo, se ha observado que la RM muestra con frecuencia osteomielitis involucrando ambos lados de la fisis. 

Este artículo documenta una mayor frecuencia de la osteomielitis transphyseal (81%) en comparación con la osteomielitis metafisaria en las infecciones óseas piógenas producidas en la poblacion pediátrica. 

Fuente: Gilbertson-Dahdal D, Wright JE, Krupinski E, McCurdy WE, Taljanovic MS. Transphyseal involvement of pyogenic osteomyelitis is considerably more common than classically taught. AJR Am J Roentgenol. 2014;203:190-5. 

Patrones de distribución nodular en la enfermedad intersticial difusa

Vamos a representar los patrones de distribución de los nódulos en la TC pulmonar de alta resolución. Existe una relación directa entre la etiología de los nódulos y su forma de distribuirse, como comprobaremos. 
  • NÓDULOS PERILINFÁTICOS:
Este patrón se caracteriza por la presencia de nódulos alrededor de los vasos linfáticos en el pulmón. Dichos nódulos se encuentran en las rutas recorridas por los vasos linfáticos junto a los paquetes broncovasculares, en los septos interlobulillares, alrededor de las grandes venas pulmonares y en la pleura. Los alveolos no tienen linfáticos y por tanto son respetados por este patrón. 

http://posterng.netkey.at/esr/viewing/index.php?module=viewing_poster&task=viewsection&pi=123671&ti=413292&searchkey=


Ejemplos: Sarcoidosis, silicosis y linfangitis carcinomatosa. 

  • NÓDULOS DISTRIBUIDOS AL AZAR:
Se distribuyen de modo irregular tanto a nivel pleural/subpleural como en el resto del pulmón. Es un patrón que se suele asociar a la propagación hematógena de la tuberculosis y de tumores. 

http://www.elrincondelamedicinainterna.com/2013/09/tomografia-computada-de-alta-resolucion.html


Ejemplos: Tuberculosis, metástasis hematógenas, histoplasmosis. 

  • NÓDULOS CENTROLOBULILLARES:
Centrolobulillar describe la región broncovascular central de un lobulillo pulmonar secundario. Se utiliza para referirse a la ubicación de las lesiones más allá del bronquiolo terminal o incluso los conductos alveolares. A diferencia de los nódulos al azar y de los perilinfáticos, evitan la localización pleural. Además, este patrón produce nódulos en "vidrio deslustrado".

Bronquiolitis (http://www.elsevier.es/es-revista-radiologia-119-articulo-aproximacion-al-diagnostico-radiologico-las-90097223)

Ejemplos: Bronconeumonía, carcinoma bronquioalveolar, tuberculosis, hemorragia alveolar, bronquiolitis. 

viernes, 5 de junio de 2015

Diámetros de referencia para el diagnóstico de aneurisma aórtico.

http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S0210-48062009001000019&script=sci_arttext


Los diámetros aórticos considerados normales varían en función del segmento de la aorta estudiado y a las características del individuo (mayores en los varones, en pacientes añosos y aumentan proporcionalmente con el volumen corporal). 

No existen valores de referencia absolutas debido a las variaciones interindividuales descritas. No obstante, exponemos unos intervalos orientativos:

  • Raíz aórtica: 3-4 cm.
  • Aorta ascendente: 2,8-3,8 cm.
  • Aorta torácica descendente proximal: 2,2-3,14 cm.
  • Aorta torácica ascendente distal: 2,1-3 cm.


En la práctica, lo más útil será dar la consideración de aneurismas a aquellas dilataciones focales en la que no se constate una reducción progresiva del calibre. En los casos de la aorta torácica ascendente, por ejemplo, cuando tienen un diámetro mayor de los 4 cm o cuando la relación de su diámetro con el de la descendente es superior a 1,5/1. En la aorta abdominal, se consideran los 3 cm el límite por encima del cual se diagnostica una dilatación como aneurismática. 


Fuente: Del Cura JL, Pedraza S, Gayete A. Radiología Esencial. Tomo I. 1ª ed. Madrid. 2009.