domingo, 30 de noviembre de 2014

Perfusión por resonancia magnética: bases físicas y aplicación clínica

Recomendamos la lectura de un artículo que habla de forma muy sencilla sobre la perfusión cerebral (ver fuente). Vamos a realizar un pequeño resumen de las bases físicas de la perfusión, para hablar luego de las aplicaciones de la misma en la patología tumoral. Si busca un mayor detalle o quiere aprender sobre otras aplicaciones, le recomendamos acudir a la fuente original. 

La perfusión sanguínea es, por definición, el aporte de sangre a un determinado tejido. Dado que la perfusión implica el transporte de material a través del tejido, las medidas de perfusión requieren un trazador cuyo transporte por sangre sea medible. 

Se han desarrollado dos técnicas de RM para el estudio de perfusión: 

- RM de susceptibilidad dinámica de contraste: utiliza un trazador exógeno. Es el método más utilizado. Los medios de contraste magnéticos y paramagnéticos son demasiado grandes como para atravesar la barrera hematoencefálica. Es por ello que lo que se mide son los cambios en la magnetización local producidos por el medio de contraste a su paso a través de la red vascular. Estos cambios en el campo magnético son transformados en cambios de señal en la RM gracias al uso de técnicas de imagen ultrarrápidas como las ecoplanares, tanto a través de secuencias de pulso espín eco como de eco de gradiente. 

- RM con marcaje de spin arterial: utiliza un trazador endógeno. Se emplean secuencias T1 de alta resolución espacial mediante las cuales se mide el volumen de sangre cerebral. No se obtienen los resultados esperados cuando se rompe la barrera hematoencefálica. 





Tumores cerebrales

Para evaluar el tipo de tumor y su grado de agresividad, se valora la morfología vascular y su grado de angiogénesis. El parámetro hemodinámico que se mide es el volumen sanguíneo cerebral  relativo (rCBV), el cual se define como el volumen sanguíneo en una región determinada del cerebro. Las unidades son de mL/100g de tejido cerebral. 

Las regiones con alto rCBV representan áreas de mayor densidad capilar y, por tanto, de mayor agresividad tumoral. 

1. Los mapas de rCBV han detectado progresión tumoral antes que otras técnicas de imagen. 

2. Los astrocitomas de bajo grado tienen un rCBV menor con respecto al de los astrocitomas anaplásicos o glioblastomas (La existencia de una ruptura en la barrera hematoencefálica predice malignidad). Los linfomas presentan valores bajos de rCBV en comparación con los glioblastomas. 

3. Las masas extraaxiales tienen valores más altos de rCBV. 

4. Las cápsulas de los abscesos presenta valores bajos de rCBV. Los tumores quísticos presentan valores altos en su porción capsular. 

5. Las medidas de rCBV en las regiones perilesionales son mayores en el caso de un glioma de alto grado, debido a que este presenta un edema infiltrativo. En el caso de las metástasis, el valor es menor, debido a que el dema es vasogénico. 

6. En los estudios de recidiva tumoral, la radionecrosis presenta un bajo rCBV, mientras que es alto en la recidiva.


Fuente: Fayed-Miguel N, Castillo-Blandino J, Medrano-Lin J. Perfusión por resonancia magnética: bases físicas y aplicación clínica. Rev Neurol 2010; 50 (1): 23-32.

No hay comentarios:

Publicar un comentario