miércoles, 20 de agosto de 2014

Quiste epidermoide intracraneal


Un quiste epidermoide es una lesión congénita que proviene de la inclusión de elementos ectodérmicos en el momento de cierre del tubo neural, hacia la 3-5ª semana de vida. Su localización más frecuente es el ángulo pontocerebeloso (5%). Su componente quístico está conformado por células epiteliales descamadas, queratina y colesterol. 

En TC presenta una densidad interna similar a la de la grasa y la resonancia magnética es la mejor técnica para su valoración. Se observará una lesión quística de bordes bien definidos, con una señal baja en T1, una elevada señal en T2 y que no realza tras la administración de contraste intravenoso. No obstante se puede observar quistes epidermoides hipointensos en T1 debido a diferentes causas como son un elevado contenido lipídico (triglicéridos) o proteico. La presencia de hemorragia en el seno del quiste puede originar también una hiperintensidad tanto en T1 como en T2. Presentan una importante restricción de la difusión con señal baja en FLAIR. 

RM T2 axial (http://radiopaedia.org/articles/intracranial-epidermoid-cyst)

Diagnóstico diferencial: 

a) Quiste dermoide: a diferencia de los epidermoides, su localización es más habitual en la línea media, más frecuentemente en la región periselar y en la fosa posterior. T1 hiperintensa, con señales heterogéneas en FLAIR y T2. Nivel grasa-líquido. Importante realce pial debido a la meningitis con la que se asocia. No restringe en difusión.
b) Quiste aracnoideo: presenta la misma señal que el LCR en todas las secuencias. No restringe en difusión y no realza tras la administración de contraste. 

c) Otros: meningioma quístico, schwannoma quístico, etc.


Fuente: Chen CY, Wong JS, Hsieh SC, Chu JS, Chan WP. Intracranial epidermoid cyst with hemorrhage: MR imaging findings. AJNR Am J Neuroradiol. 2006 Feb;27(2):427-9.

Leiomioma uterino

Los leiomiomas uterinos son tumores benignos que provienen del sobrecrecimiento del músculo liso del miometrio y del tejido conectivo del útero. 

Existe una predisposición genética a padecerlos y, aunque es raro (1%), algunos pueden degenerar a sarcomas. También son sensibles a las hormonas, siendo estimulado su crecimiento por los estrógenos. Esto hace que sean raros en mujeres prepúberes, acelerando su crecimiento durante el embarazo e involucionando en la menopausia. 

Suelen ser asintomáticos, con lo que resulta difícil valorar su incidencia real. No obstante, en ocasiones pueden presentarse con dolor abdominal, metrorragias, infertilidad o como masas palpables. Hasta en el 85% de los casos es múltiple. 

Según su localización puede ser, en orden de frecuencia descendente, intramural, subseoro o submucoso, aunque existe la posibilidad de que sea extrauterino,simulando en ocasiones ser una masa anexial.

Radiografía simple:
La presencia de calcificaciones en palomitas de maíz proyectadas sobre la pelvis hace sospechar su existencia (4%).



Ecografía:
La exploración de elección. Se presentan como una masa concéntrica, sólida e hipoecogénica. Puede mostrar imágenes ecogénicas sombra acústica en su seno, en caso de existir calcificaciones. 

La ecografía presenta una sensibilidad del 60% y una especificidad del 99%. 

http://www.zambon.es/servicios/atlas/fichas/2165.htm

Tomografía computarizada
Tiene un rol limitado en la valoración de esta patología. El leiomioma es indistinguible del miometrio adyacente, a no ser que presente calcificaciones o necrosis. 

http://www.cirugiahsalvador.cl/multimedia/banco-de-imagenes/index.php?q2=110


Resonancia magnética
La resonancia magnética tiene un papel fundamental en la definición de la anatomía y en aclarar hallazgos ecográficos dudosos. 

Los leiomiomas no degenerados se presentan hipointensos en T2 e isointensos en T1 con respecto al miometrio circundante. Se puede conseguir distringuir leiomiomas de adenomiosis gracias a la detección de un anillo hiperintenso en T2 alrededor de la lesión, que traduce edema y dilatación venular. 

No es la mejor técnica para valorar el patrón de calcificación.

http://www.miomaembolizacion.com/diagnostico.php

Es habitual que suceda que un mioma crezca por encima de lo que su aporte sanguíneo permite, lo que lleva a que se produzca una degeneración en alguna de sus zonas. Encontraremos los diferentes tipos de degeneración: 
1. Hialina: la más frecuente. Se observa hipointensa en T2.
2. Quística: hiperintensidad en T2 e hipointensidad en T1. 
3. Mixoide: lesiones quísticas con contenido mucoide.
4. Degeneración roja: infarto masivo por obstrucción de las venas de drenaje periférico de la lesión. La zona periférica presentará una hipointensidad en T2 con una hiperintensidad T1. 

Aunque no suele ser necesario, tras la administración de contraste, presenta una captación más tardía que la del resto del miometrio.

Existe una modalidad de mioma denominada lipoleiomioma que consiste en una transformación grasa del mismo y que presentará señal similar a la grasa en todas las secuencias. 

La resonancia tiene una sensibilidad del 86-92% y una especificidad del 100%.

Fuente: Thomason P, Lin EC, et al. Uterine Leiomyoma (Fibroid) Imaging. Medscape. 2012. Con acceso el 20-08-2014 en: http://emedicine.medscape.com/article/405676-overview#a21