martes, 15 de julio de 2014

Principios básicos de RM (V)



Existen dos elementos cuya manipulación es importante de cara a la obtención de las diferentes secuencias de resonancia magnética. Por un lado están los pulsos de radiofrecuencia, utilizados para excitar los protones de la muestra, lo cual produce la inclinación del vector de magnetización desde el eje longitudinal z hasta el plano transversal xy, detectando entonces la señal que emiten al relajarse. Por otro lado, los gradientes hacen que los protones del corte precesen a diferentes frecuencias en función de la orientación del gradiente y de la posición en la muestra.


Secuencia spin echo:

Axial FSE-T2
Es la secuencia más básica y la más usada. Se consigue aplicando un pulso de radiofrecuencia inicial de 90º  (para excitar los protones) tras el cual se aplica uno o dos de 180º (para refasar los protones), obteniendo uno o dos ecos respectivamente.  El tiempo transcurrido entre los dos pulsos se multiplica por dos y el resultado será el tiempo que tardará en recibirse el eco proveniente del tejido estimulado que será transformada en imagen de resonancia.

Ejemplos: Turbo Spin-Echo (TSE), Fast Spin-Echo (FSE), TSE-SS, HASTE.


Secuencia de inversión-recuperación

.
Coronal T2 FLAIR.
 Constituye en realidad una variante de la secuencia spin echo. Se obtiene aplicando un pulso inicial de 180º (pulso de inversión) antes de la secuencia spin echo. Con este pulso de inversión lo que se consigue es anular selectivamente la señal de algún tejido. Para entender esta secuencia, es necesario introducir un parámetro adicional como es el Tiempo de Inversión (TI). El tiempo de inversión se define por el tiempo que transcurre desde el pulso de inversión de 180º y el de excitación de 90º, siendo manipulado por el operador en función de cual sea su objetivo. Si el TI es corto, se obtiene una secuencia en la que se cancela la señal del tejido graso (Ej: STIR), siendo útil para valorar la patología en estructuras de alto contenido graso. Si se usa  un TI prolongado, se cancela o atenúa la señal del agua (Ej: FLAIR), obteniendo información importante sobre estructuras con alto contenido acuoso como el líquido cefalorraquídeo.

Ej: STIR, FLAIR.


Secuencia eco de gradiente

Axial gradiente.
Se inicia con un pulso inicial similar a las secuencias eco de spin pero de menor duración, lo cual hace que la orientación de los campos magnéticos de los átomos en precesión sea modificada en ángulo menor de 90º, lo cual permite que esta secuencia se obtenga en un menor tiempo. Tras esto, no se aplica un pulso de 180º como en el spin-echo, sino que se utiliza gradientes bipolares que refasan sólo a los protones que fueron desfasados inicialmente por la acción del propio gradiente. Las virtudes de esta secuencia son su rápida adquisición y su sensibilidad para los efectos de susceptibilidad magnética, siendo útiles para la detección de hemorragias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario