lunes, 23 de junio de 2014

Simplified approach to umbilical remnant abnormalities.



http://www.monografias.com/trabajos61/alantoides-derivados/alantoides-derivados2.shtml


Para entender las anomalías del remanente umbilical es muy importante conocer la anatomía del cordón umbilical. El conducto vitelino, también conocido como onfalomesentérico, atraviesa el cordón umbilical, siendo el precursor del ileon. Lo usual es que el conducto onfalomesentérico termine involucionando. Otra estructura que encontraremos en esta localización es la alantoides, que va desde la cloaca hasta el cordón umbilical, terminando como un asa ciega. La alantoides es un reservorio de productos de excreción en algunos pequeños vertebrados pero es un órgano vestigial en los humanos; lo normal es que  se convierta en un ligamento que se extienda desde la cúpula de la vesícula a la zona umbilical (ligamento uraco o umbilical medial.

Si el conducto vitelino o el alantoides no involucionan, podemos encontrar una abnormalidad que se clasificará en tres tipos:

Tipo 1: El conducto entero permanece patente.
Tipo 2: permanece patente la parte proximal o distal del conducto.
Tipo 3: Permanece patente la porción media. 


Anomalías del conducto onfalomesentérico:

Tipo 1: se produce una conexión entre el íleon distal y el ombligo, lo que produce una excreción fecaloidea pr el mismo.

Tipo 2:   a) Parte distal: se observa una fístula umbilical (que presenta una conexión fibrosa con el íleon) o un seno uracal.
              b) Parte proximal: se forma un divertículo de Meckel. Esta anomalía es la más frecuentes dentro de las derivadas de los remanentes umbilicales (0.2-3% en series autópsicas).

Tipo 3: se forma un quiste vitelino, conectado a íleon y al ombligo por pequeños cordones fibrosos. Estos quistes suelen ser asintomáticos pero pueden producir volvulaciones intestinales y obstrucciones. 


Anomalías del alantoides:

Tipo 1: conexión entre la parte anterosuperior de la vejiga y el ombligo, produciendo la salida de orina por el ombligo. Las obstrucciones urinarias bajas también pueden derivar en una repermeabilización de este conducto, con fístula urinaria.

Tipo 2:  a) Parte distal: forma un seno uracal, que puede presentar excreción periódica pro el ombligo.
             b) Parte proximal: se detecta como un divertículo en proción anterosuperior de la vejiga. Aunque es asintomático, puede producir una estasis urinaria e, incluso, desarrollar una neoplasia en su seno.

Tipo 3: Cuando sólo permanece permeable la porción media, se forma un quiste uracal, el cual no produce síntomas, a no ser que esté infectado. 

Fuente: DiSantis DJ, Siegel MJ, Katz ME. Simplified approach to umbilical remnant abnormalities. Radiographics. 1991 Jan;11(1):59-66.

No hay comentarios:

Publicar un comentario