domingo, 22 de junio de 2014

Principios básicos de RM (I)



http://www.imdillano.com/site/index.php/servicios/resonancia-magnetica-nuclear

La RM se basa en la actividad electromagnética del núcleo del átomo, el cual está constituido por protones y neutrones. Todos los núcleos que tienen un número impar de protones y/o neutrones poseen un movimiento de rotación (alrededor de su eje), denominado “spin”. Un ejemplo de esto es el átomo de hidrógeno, que tiene un único protón.

Producto de este movimiento alrededor del eje del átomo, se genera un dipolo magnético. En los tejidos, estos pequeños imanes tienen una orientación al azar, cancelándose unos a otros, con lo que no presentan un valor de magnetización neto. Al ser sometidos a un campo magnético externo, se produce una precesión del núcleo, que consiste en un movimiento parecido al de una peonza alrededor del campo magnético, con una frecuencia proporcional a la intensidad del campo magnético y a la relación giromagnética (diferente para cada tejido), según lo establecido por la ecuación de Larmor (w0=B0 x y).

Antes de que los átomos de hidrógeno sean sometidos al campo magnético externo, presentan una orientación de su eje aleatoria. No obstante cuando es aplicado dicho campo magnético, los átomos alinean su eje con el campo magnético, bien en posición paralela o bien en posición antiparalela. El exceso de atomos alineados paralelamente al eje del campo magnético generan una magnetización neta que, como se encuentra en la dirección del campo magnético, se denominará "magnetización longitudinal". Aunque este tipo de magnetización es útil para obtener señales de resonancia, no proporciona contraste entre tejidos. Es por esto que se utiliza pulsos de radiofrecuencia con la misma frecuencia de precesión que los átomos para interactuar con ellos y hacerlos entrar en resonancia. De esta manera se consigue dotarlos de la energía necesaria para que algunos de ellos adopten la disposición antiparalela, disminuyendo el vector de magnetización longitudinal. Otro efecto de estos pulsos cortos de radiofrecuencia es producir una precesión en fase de los átomos, lo cual generará otro tipo de magnetización, la "magnetización transversal".

No hay comentarios:

Publicar un comentario