lunes, 27 de enero de 2014

US-guided Fine-Needle Aspiration of Thyroid Nodules: Indications, Techniques, Results.

Hoy comentamos un artículo que no tiene pérdida. Trata sobre las PAAF de tiroides, indicaciones y técnica, entre otras cosas. Su lectura es más que recomendada.


INDICACIONES DE LA PAAF:

La Society of Radiologists in Ultrasound sugirió realizar PAAF en:
  • Nódulos con  ≥ 1 cm en su diámetro máximo si tenía microcalcificaciones .
  • Nódulos ≥ 1,5 cm si el nódulo es sólido o si presenta una calcificación grosera en su interior.

La American Association of Clinical Endocrinologists propuso, además,  realizar  PAAF en nódulos < 1 cm, siempre y que la información clínica o los hallazgos ecográficos sugieran la presencia de malignidad. 

Según estudios recientes, el riesgo de que un paciente con nódulos múltiples tenga cáncer de tiroides es el mismo que el de un paciente con un nódulo solitario. Además, se ha desmostrado que las características ecográficas son más útiles que el tamaño como criterio para determinar la malignidad de un nódulo.

Las características ecográficas que sugieren malignidad son:

  • Microcalcificaciones.
  • Hipoecogenicidad marcada. 
  • Márgenes irregulares. 
  • Invasión de estructuras vecinas.
  • Diámetro longitudinal mayor que el transverso.
  • Vascularización intrínseca.
  • Metástasis a uno o más ganglios linfáticos.

Vascularización intrínseca en nódulo tiroideo, demostrada por Doppler color.


Fuente: Kim MJ, Kim EK, Park SI, et al. US-guided Fine-Needle Aspiration of Thyroid  Nodules: Indications,  Techniques, Results. RG. Volume 28 • Number 7.

domingo, 12 de enero de 2014

Anomalías vasculares de partes blandas: imágenes diagnósticas

Exponemos la clasificación de Mülliken y Young modificada sobre las anomalías vasculares:

I. Hemangioma infantil clásico y otros tumores vasculares.

II. Malformaciones vasculares. Se clasifican de acuerdo al tipo de vaso en :
- De alto flujo: malformación y fístula arterio-venosa. 
- De bajo flujo: malformaciones venulares, venosas y linfáticas. 

Y ahora pasamos a hacer una descripción breve de cada anomalía y de sus características de imagen, partiendo de lo expuesto en el artículo de la Revista chilena de radiología que traemos a colación. 

I. Hemangioma: es el tumor de partes blandas más común de la infancia (1,1 a 2,6% de los recién nacidos vivos), aunque la manifestación cutánea suele estar ausente al nacimiento. Es más frecuente en niñas y en prematuros, encontrándose antecedentes familiares en un 10%. 

Se ubican en cabeza y cuello (60%), pudiendo localizarse también en tronco (25%) y en extremidades (15%). Pueden ser superficiales (prominentes y de color rojo brillante), o profundas (más aplanadas y de coloración azulada). Miden de 1 mm a 20 cm. La compresión directa no altera la lesión, al contrario que las malformaciones vasculares.

Sólo un 10-20% precisa cirugía, especialmente aquellos de localización periorbitaria o en vía aérea, también aquellos que alteren la capacidad visual, se ulceren, produzcan insuficiencia cardiaca congestiva o deformidades. 

Se indica la realización de ecografía en caso de hemangiomas profundos, evaluación de extensión en hemangiomasmúltiples, clínica atípica o de evolución tórpida, ubicación en localizaciones de riesgo vital y control posttratamiento. 

En la fase proliferativa, es decir, en las primeras semanas de vida del paciente, en la ecografía con modo B se observa una masa sólido, bien delimitada, de ecogenicidad variable e hipoecogénica respecto a tejidos grasos adyacentes. Aumento de la densidad vascular en la lesión en Doppler color. En eco Doppler pulsado se objetiva un flujo arterial de baja resistencia con aumento de la velocidad pico sistólico y flujo venoso aumentado con curva monofásica. En vasos pequeños es posible encontrar ondas arteriales con componente diastólico alto y flujo venoso pulsátil, signos de comunicación arteriovenosa. 


Lesión hipoecoica, con alta densidad de vasos, localizada en tejido celular subcutáneo, en relación con hemangioma. 

En la fase involutiva disminuye el flujo y tamaño de la lesión, con fibrosis endotelial. En ecografía en modo B se observa una masa de ecoetructura heterogénea, de menor volumen y que ha perdido los contornos con respecto a los tejidos adyacentes. En ecoDoppler color se aprecia una disminución de su densidad vascular. Eco Doppler pulsado, se objetiva una persistencia de flujo sistólico en vasos remanentes, con un flujo arterial de baja resistencia, con conservación de la velocidad pico sistólico elevada y flujo venoso aumentado, con curva monofásica. 

Fuente: Arce D JD, García B C, Otero O J, Villanueva A E. Anomalías vasculares de partes blandas: imágenes diagnósticas. Anomalías vasculares de partes blandas: imágenes diagnósticas. 

lunes, 6 de enero de 2014

Pulsatilidad en eco Doppler

Cada ciclo de actividad cardiaca produce una onda en el espectro de frecuencia Doppler que comienza con la sístole y con la telediástole. La morfología de dicha onda define una propiedad muy importante del flujo, que se conoce como "pulsatilidad".

Por tanto, en función de este parámetro, podemos identificar ondas Doppler de baja, moderada y alta pulsatilidad. 

  • Pulsatilidad baja: ondas monofásicas (implica que el flujo es anterógrado y que toda la onda se encuentra o bien por encima o bien por debajo de la línea de base). Se observa picos sistólicos amplios y flujo anterógrado durante la diástole. Tienen ondas de pulsatilidad baja, porque estos vasos alimentan sistemas circulatorios que presentan una baja resistencia al flujo. Ej: arteria renal.

Doppler arteria renal normal. Visto en: http://www.siicsalud.com/dato/buscador/06d29021.htm

  • Pulsatilidad alta: patrón trifásico (después de un pico sistólico afilado, se observa una inversión breve de flujo y después un flujo anterógrado breve. Es característica de sistemas con alta resistencia vascular periférica. Ej: arterias de las extremidades

Doppler de arteria femoral normal. Visto en: http://www.cepim.org.ar/diagxima/eco/vascular/artfem.jpg

  • Pulsatilidad moderada: a mitad de camino entre los dos patrones. Las ondas tienen un pico sistólico alto y afilado pero suele detectarse un flujo anterógrafo durante toda la diástole. Ej: arteria carótida externa.
Doppler de arteria carótida externa normal. Visto en: http://www.arteriasyvenas.org/index/ultrasonido_doppler

Fuente: Zwiebel WJ y Pellerito JS. Zwiebel's Doppler General. Marban (2ª ed). Madrid (2008). 642 pags.

miércoles, 1 de enero de 2014

Estenosis de arteria carótida

Hoy traemos una tabla muy práctica de cara al diagnóstico de la estenosis de carótida. En ella se refieren los criterios en modo B, Doppler color y pulsado, para clasificar los diferentes grados de obstrucción carotídea:

Haga "click" para ampliar. 

Fuente: Sociedad Argentina de Cardiología, Sociedad Neurológica Argentina y Filial de la Federación Mundial de Neurología. Consenso de estenosis carotídea. Rev. argent. cardiol. v.74 n.3 Buenos Aires mayo/jun. 2006.

EcoDoppler testicular: varicocele

Varicocele III. Visto en: http://www.consultaurologica.com/index.php?id=22

Antes de realizar una ecografía Doppler en un paciente con varicocele, es importante conocer los distintos grados de la clasificación clínica del mismo. Según la clasificación de Dubin y Amelar, estos son: 

I. Varicocele pequeño, sólo palpable con maniobra de Valsalva. 
II. Tamaño mediano, palpable en reposo y en bipedestación. 
III. Varicocele visible a través de la piel del escroto en reposo. 

Una vez iniciada la prueba y siguiendo lo descrito por Sarteschi, el radiólogo podrá clasificar el varicocele en:

I. Reflujo prolongado en los vasos en el canal inguinal sólo durante la maniobra de Valsalva, mientras la varicosidad escrotal no es evidente en el estudio de escala de grises anterior.

II. Pequeñas varicosidades rodeando el polo superior del testículo cuyo diámetro se incrementa con al maniobra de Valsalva. Presencia de reflujo en la región supratesticular sólo con la maniobra de Valsalva.

IIIDilatación de las venas que se extienden hasta el polo inferior del testículo, visibles con el paciente en bipedestación, no visibles si se explora al paciente en decúbito supino. Reflujo sólo con maniobra de Valsalva. 

IVVasos dilatados incluso con el paciente en decúbito supino, que aumentan de tamaño con la bipedestación y con el Valsalva. Marcado reflujo que persiste tras la realización de la maniobra de Valsalva (La mejoría del reflujo venoso después de la maniobra de Valsalva es el criterio que permite la distinción entre el grado III y el IV). Puede asociar hipotrofia testicular (Importante medir siempre el volumen testicular; una asimetría >20%). 

VEctasia venosa evidente, incluso en posición vertcal. Se observa un importante reflujo venoso basal que no se incrementa con la maniobra de Valsalva.