jueves, 11 de diciembre de 2014

Paracentesis I

La paracentesis con guía ecográfica es una técnica que forma parte de la radiología intervencionista básica y que debe dominar todo especialista en radiología. Se trata de un prodemiento sencillo, rápido y con el que se obtiene un gran rendimiento diagnóstico-terapéutico. 

Empezaremos abordando la paracentésis sin guía de imagen y con referencias anatómicas, en una primera entrega, para luego tratar la opción con guía ecográfica. 

Aportamos un enlace a una entrada de la web Actualización en Medicina de Familia que trata sobre el tema de forma muy didáctica. 


Como complemento, introducimos un vídeo con el procedimiento explicado en tiempo real, de los muchos que se puede encontrar en youtube en diferentes idiomas:

domingo, 30 de noviembre de 2014

RM espectroscopia.

La RM-espectroscopia es una técnica de resonancia que permite al tejido a ser interrogado acerca de la presencia y concentración de varios metabolitos. En la espectroscopia, los núcleos atómicos de hidrógeno son sometidos a un campo magnético uniforme y reciben pulsos de radiofrecuencia a 90°, lo que determina su rotación desde el eje z al eje x, al suspender el pulso de RF el núcleo regresa a su posición original. La variación de voltaje que esto produce es detectada por el receptor y decodificada usando el algoritmo de transformación de Fourier. El resultado es un gráfica cuyos ejes son:

1.- Frecuencia de resonancia: Bajo la influencia de un campo magnético externo, las cargas de los electrones que rodean al núcleo crean un campo opuesto débil que produce un efecto de escudo sobre el núcleo. La frecuencia de resonancia (rotación) de un núcleo particular es proporcional a la fuerza del CM que experimenta, debido a que en diferentes ambientes químicos la densidad de los electrones y por lo tanto el CM varían, los núcleos de H de distintos compuestos van a resonar a frecuencias discretamente diferentes. Estas pequeñas diferencias de frecuencias de resonancia ("chemical shift") y convencionalmente se representan en el eje de las X, de derecha a izquierda, expresadas en partes por millón o ppm (1 Hz por millón de Hz de la frecuencia del resonador). Observando a que frecuencia resuenan los núcleos se puede determinar a que molécula corresponden.

2.- Intensidad de la punta: Se encuentra determinada por la altura o área bajo la punta y es directamente proporcional a la concentración del metabolito.


Curva de espectroscopia normal

Fuente: Huete I, López M. Espectroscopia por resonancia magnética en neurología. Cuadernos de neurología, vol XXVI, 2002. 

Medidas clave previas al tratamiento endovascular de AAA

Volvemos a recurrir a este artículo, debido a su abordaje sencillo a la par que práctico de un tema que todo radiólogo debe conocer. 

Una vez realizado diagnosticado el aneurisma de la aorta abdominal, se debe tomar una serie de medidas que serán útiles a la hora de elegir el tipo de prótesis, sino también para elegir un abordaje abierto o endovascular. 


*Para la fabricación de la prótesis es útil el diámetro transverso menor en el sitio de diámetro mayor del aneurisma. 

**Posterior a las mediciones descritas, se debe determinar la presencia de placas calcificadas de ateroma, describir la localización y extensión de los trombos murales, e identificar los signos de inminencia de ruptura (diámetro mayor a 5 cm). 




Fuente: Wilches C, García S, Gómez D. Corrección endovascular del aneurisma de aorta abdominal (AAA): lo que el radiólogo debe saber. Rev.Medica.Sanitas 16 (1): 26-31, 2013.

Tipos de endofuga

Presentamos los tipos de endofuga, una complicación del tratamiento endovascular del aneurisma de aorta abdominal. El término "endofuga" se refiere al paso de sangre a un saco aneurismático excluido después de la colocación de una endoprótesis vascular.


Fuente: Wilches C, García S, Gómez D. Corrección endovascular del aneurisma de aorta abdominal (AAA): lo que el radiólogo debe saber. Rev.Medica.Sanitas 16 (1): 26-31, 2013.


Perfusión por resonancia magnética: bases físicas y aplicación clínica

Recomendamos la lectura de un artículo que habla de forma muy sencilla sobre la perfusión cerebral (ver fuente). Vamos a realizar un pequeño resumen de las bases físicas de la perfusión, para hablar luego de las aplicaciones de la misma en la patología tumoral. Si busca un mayor detalle o quiere aprender sobre otras aplicaciones, le recomendamos acudir a la fuente original. 

La perfusión sanguínea es, por definición, el aporte de sangre a un determinado tejido. Dado que la perfusión implica el transporte de material a través del tejido, las medidas de perfusión requieren un trazador cuyo transporte por sangre sea medible. 

Se han desarrollado dos técnicas de RM para el estudio de perfusión: 

- RM de susceptibilidad dinámica de contraste: utiliza un trazador exógeno. Es el método más utilizado. Los medios de contraste magnéticos y paramagnéticos son demasiado grandes como para atravesar la barrera hematoencefálica. Es por ello que lo que se mide son los cambios en la magnetización local producidos por el medio de contraste a su paso a través de la red vascular. Estos cambios en el campo magnético son transformados en cambios de señal en la RM gracias al uso de técnicas de imagen ultrarrápidas como las ecoplanares, tanto a través de secuencias de pulso espín eco como de eco de gradiente. 

- RM con marcaje de spin arterial: utiliza un trazador endógeno. Se emplean secuencias T1 de alta resolución espacial mediante las cuales se mide el volumen de sangre cerebral. No se obtienen los resultados esperados cuando se rompe la barrera hematoencefálica. 





Tumores cerebrales

Para evaluar el tipo de tumor y su grado de agresividad, se valora la morfología vascular y su grado de angiogénesis. El parámetro hemodinámico que se mide es el volumen sanguíneo cerebral  relativo (rCBV), el cual se define como el volumen sanguíneo en una región determinada del cerebro. Las unidades son de mL/100g de tejido cerebral. 

Las regiones con alto rCBV representan áreas de mayor densidad capilar y, por tanto, de mayor agresividad tumoral. 

1. Los mapas de rCBV han detectado progresión tumoral antes que otras técnicas de imagen. 

2. Los astrocitomas de bajo grado tienen un rCBV menor con respecto al de los astrocitomas anaplásicos o glioblastomas (La existencia de una ruptura en la barrera hematoencefálica predice malignidad). Los linfomas presentan valores bajos de rCBV en comparación con los glioblastomas. 

3. Las masas extraaxiales tienen valores más altos de rCBV. 

4. Las cápsulas de los abscesos presenta valores bajos de rCBV. Los tumores quísticos presentan valores altos en su porción capsular. 

5. Las medidas de rCBV en las regiones perilesionales son mayores en el caso de un glioma de alto grado, debido a que este presenta un edema infiltrativo. En el caso de las metástasis, el valor es menor, debido a que el dema es vasogénico. 

6. En los estudios de recidiva tumoral, la radionecrosis presenta un bajo rCBV, mientras que es alto en la recidiva.


Fuente: Fayed-Miguel N, Castillo-Blandino J, Medrano-Lin J. Perfusión por resonancia magnética: bases físicas y aplicación clínica. Rev Neurol 2010; 50 (1): 23-32.

Catéteres vasculares

Recomendamos la web de mayo healt care para el estudio de los catéteres utilizados en intervencionismo vascular. Cada catéter viene acompañado de un dibujo de su morfología y de un pequeño esquema que sugiere el territorio vascular donde es de utilidad. 





lunes, 27 de octubre de 2014

Diagnóstico diferencial de enfermedades que producen quistes difusos pulmonares.

En esta entrega vamos a repasar, de forma práctica, los rasgos radiológicos diferenciales entre dos de las patologías que producen quistes en pulmón, la histiocitosis de células de Langerhans (histiocitosis X pulmonar) y la linfangioleiomiomatosis.

Histiocitosis de células de Langerhans:

- No tiene predominio de sexo y afecta más a fumadores, aunque su etiología es desconocida. Puede tener una afectación multisistémica, siendo los órganos más frecuentemente afectados por la acumulación de células de Langerhans, el hueso y la glándula pituitaria, junto con el pulmón. 

- Produce nódulos sólidos múltiples, de 1-5 mm y de predomino en los lóbulos superiores (respeta relativamente las bases pulmonares). En algunos casos, la distribución puede ser peribroncovascular. Los quistes aparecen en las etapas más tardías, presentando tamaños de 1-10 mm y pudiendo ser confluentes, adoptando morfologías extrañas. Dichos quistes pueden llegar a tener paredes gruesas.

- También puede observarse opacidades reticulares finas, en vidrio esmerilado o en mosaico.

- Puede producir neumotórax pero con menor frecuencia que la linfangioleiomiomatosis.

Histiocitosis de Langerhans con quistes de difusos de diferentes tamaños y neumotórax laminar (flecha negra)


Linfangioleiomiomatosis:

- Caracterizada por la proliferación progresiva multisistémica de células de músculo liso inmaduras (células LAM), fundamentalmente en el parénquima pulmonar, así como en los vasos linfáticos de tórax y abdomen. Suele afectar a mujeres en edad gestacional aunque también en postmenopáusicas en terapia estrogénica. 

- Produce quistes de morfología redonda, de distribución difusa y que no respetan los senos costofrénicos como suele ocurrir con la histiocitosis. No suele dar nódulos sólidos.

- Asocia neumotórax y quilotórax con relativa frecuencia. 

- Se puede acompañar de adenopatías y de andiomiolipomas renales. 

Linfangioleiomiomatosis con quistes difusos de tamaño homogéneo.


Fuentes:
- Seaman DM, Meyer CA, Gilman MD, McCormack FX. Diffuse cystic lung disease at high-resolution CT. AJR Am J Roentgenol. 2011 Jun;196(6):1305-11.

- Webb WR, Müller NL, Naidich DP. Enfermedades caracterizadas principalmente por quistes y enfisema. En: Alta resolución en TC de pulmón. 3ª ed. Madrid, Ed Marbán,  2003. pp.421-466.

viernes, 24 de octubre de 2014

Territorios arteriales en cerebro

Introducimos un esquema que, de modo muy gráfico, aborda los diferentes territorios vasculares arteriales del cerebro, cerebelo y troncoencéfalo. Para ampliar la información se recomienda recurrir a la fuente original.


domingo, 19 de octubre de 2014

Poliquistosis renal autosómica dominante

La poliquistosis renal autosómica dominante es una enfermedad sistémica, caracterizada fundamentalmente por la presencia de múltiples quistes renales bilaterales, pudiendo acompañarse de manifestaciones en otros órganos (vasculares, en tubo digestivo, hígado, etc).

Un diagnóstico precoz es fundamental de cara a asesorar correctamente al paciente, permitiendo la posibilidad de realizar una correcta planificación familiar, con la detección y tratamiento temprano de las complicaciones de la enfermedad en otros familiares afectos y la posibilidad de selección de familiares no afectados genéticamente para un posible trasplante renal. 

En individuos mayores de 18 años, con antecedentes familiares, el diagnóstico se establece sobre todo mediante pruebas radiológicas, fundamentalmente la ecografía. Introducimos los criterios ultrasonográficos de Ravine modificados, los más aceptados para establecer un diagnóstico de sospecha. 

Click para ampliar


Estos criterios no son válidos para técnicas radiológicas más sensibles como la tomografía computarizada (TC) y la resonancia magnética (RM); los criterios de diagnostico ultrasonográficos pueden ser aplicados en TC o RM a quistes que midan >1 cm de diámetro. Por tanto, estas exploraciones de imagen serán útiles para hacer un correcto diagnóstico diferencial y para llevar a cabo un acercamiento pronóstico, siendo menos útiles para establecer un diagnóstico presuntivo. 

Fuente: Irazabal MB, Torres VE. Poliquistosis renal autosómica dominante. Nefrología Suplemento Extraordinario 2011;2(1):38-51.

jueves, 9 de octubre de 2014

Diferenciación entre lesiones cerebrales intraparenquimatosas y extraparenquimatosas

La correcta diferenciación por imagen entre lesiones cerebrales intra y extraparenquimatosas es de gran interés para el radiólogo, no sólo por lo que afecta al diagnóstico diferencial sino también por el impacto que tiene en la elección de un abordaje quirúrgico u otro. 

Exponemos una tabla con los hallazgos que permiten llevar a cabo una correcta localización de la lesión, obtenida de un libro de referencia en Radiología General.


Haga click en la imagen para ampliar

Para hacer más fácil la comprensión, exponemos un ejemplo de RM (T1 con gadolinio) de una lesión intraparenquimatosa (metástasis):

http://www.scielo.org.ar/scielo.php?pid=S1852-99922010000300007&script=sci_arttext

A continuación, presentamos un ejemplo de lesión extraparenquimatosa (meningioma):


http://www.scielo.org.ar/scielo.php?pid=S1852-99922012000100003&script=sci_arttext

Fuente: J.L Del Cura, S. Pedraza., A. Gayete. Radiología Esencial -2 vols. SERAM 1ª edición, año: 2009. ISBN: 978-84-7903-574-7. Editorial Medica Panamericana.

martes, 7 de octubre de 2014

Segmentos hepáticos

http://www.stefajir.cz/?q=liver-segments-sonography


- Segmento I: dorsal (lóbulo caudado).
- Segmento II: dorsolateral izquierdo.
- Segmento III: ventrolateral izquierdo.
- Segmento IVa: central dorsal.
- Segmento IVb: central ventral.
- Segmento V: ventrocaudal.
- Segmento VI: dorso-intermediocaudal.
- Segmento VII: dorso-intermediocraneal.
- Segmento VIII: dorso ventrocraneal.


http://seram.pulso.com/modules.php?name=posters&idcongresssection=&d_op=viewposter&sec=15&idpaper=481&part=2&full=1

Para dar sentido a las ilustraciones introducidas, se recomienda la visualización de la siguiente ponencia de la Dra Gallego en radiologiavirtual.org:

Anatomía del hígado por imagen


domingo, 28 de septiembre de 2014

Pelvic endometriosis: MR imaging spectrum with laparoscopic correlation and diagnostic pitfalls

Concepto
La endometriosis se define como la presencia de epitelio endometrial y estroma fuera de la cavidad uterina. 

Epidemiología
Es una enfermedad encontrada casi exclusivamente en mujeres en edad reproductiva. Un 10% de las mujeres  tienen endometriosis y, de ellas, un 30-40% sufren de infertilidad. 

Clínica:  
- Dismenorrea. 
- Dispareunia.
- Dolor pélvico.
- Infertilidad.

Aunque sólo un 39% de la población se presenta con uno de estos cuatro síntomas. 

Los órganos afectos, en orden descedente de prevalencia, son; 
- Ovarios.
- Ligamentos uterinos. 
- Fondo de saco de Douglas.
- Superficie serosa del útero. 
- Trompas de falopio.
- Recto-sigma.
- Vejiga. 

Diagnóstico
El gold standar para el diagnóstico de la endometriosis es la laparoscopia, aunque esta es una técnica invasiva y no está exenta de producir falsos negativos. Algunos casos no manifiestan las características macroscópicas típicas de la endometriosis, siendo la biopsia la forma más fiable de llegar a un diagnóstico. 

Dos lesiones pigmentadas (endometriosis) en superficie ovárica, vistas por laparoscopia. 


Analíticamente, la endometriosis suele acompañarse de una elevación del antígeno carcinoembrionario 125 en sangre, aunque este marcador tiene una escasa sensibilidad y especificidad. 

En cuanto a las pruebas de imagen, la ecografía y la TC son técnicas limitadas de cara a detectar pequeños implantes endometriósicos debido a su menor resolución tisular que la RM. Aunque ha sido un tema controvertido, parece demostrado que no existe un patrón específico para descartar endometriosis por ultrasonografía. 

En RM se manifestará como:

- Lesiones hemorrágicas en "quemadura de pólvora": brillantes en secuencia T1 con saturación grasa. 

- Pequeñas lesiones sólidas profundas: hiperintensas en T1 e hipointensas en T2. 

- Adherencias y fibrosis. Como consecuencia de ellas, encontraremos una distorsión de la antomía normal de los órganos, una loculación de las colecciones, hidrosalpinx, así como áreas isointensas con respecto a los músculos en las diferentes secuencias. 

- Endometriomas: De menor a mayor tamaño según la fase de la enfermedad (>15 mm en enfermedad avanzada). Signos del "sombreado": los endometriomas presentan una hiperintensidad en T1 y suelen tener porciones de tamaño varibale de hipointensidad en T2, debido al contenido en proteinas, hecho que los diferencia de los quistes anexiales hemorrágicos, que suelen brillantes tanto en T1 com en T2. Pueden ser hipointensos en T1 y T2 debido al depósito de hemosiderina en los macrófagos. Los criterios diagnósticos serán la presencia de múltiples quistes hiperintensos en T1 o uno o más quistes hiperintensis en T1 y con el signo del sombreado en T2. 


Fuente: K G Bis, T G Vrachliotis, R Agrawal, A N Shetty, A Maximovich, H Hricak. Pelvic endometriosis: MR imaging spectrum with laparoscopic correlation and diagnostic pitfalls. Radiographics. 1997 May-Jun;17(3):639-55.




martes, 23 de septiembre de 2014

Tipos de de hidrocefalia

http://190.242.118.218:8090/educativo/neurocirugia/new-page/el-encefalo.html


Existe una primera división que separa las hidrocefalias en: 

- Congénita: alteraciones patológicas del tubo neural durante la tercera y cuarta semana de vida embrionaria. Lleva a un aumento de la presión intracraneal por incremento del líquido cefalorraquídeo (LCR) ventricular, sin que ello conlleve siempre la presencia de macrocefalia.

- Adquirida


Dependiendo de la velocidad de instauración:

- Aguda: puede acompañarse de herniación cerebral.

- Crónica: de instauración progresiva.


En función de su fisiopatología, también se puede clasificar en: 

- Comunicante: ocurre cuando el flujo de LCR se ve dificultado después de salir de los ventrículos al espacio subaracnoideo, mientras que es normal cuando circula a través de éstos. El aumento de LCR en los ventrículos se produce por un aumento en la producción de éste o, lo que es más frecuente, debido a una disminución de su reabsorción. En el segundo caso, se relaciona con una fibrosis en las vellosidades de Pacchioni debida, usualmente, a procesos inflamatorios o hemorrágicos previos en las meninges.

- No comunicante: llamada también hidrocefalia obstructiva. Se produce debido a un bloqueo del flujo del LCR en las vías estrechas que conectan los ventrículos. La causa más frecuente es la estenosis del acueducto de Silvio, de origen congénito, aunque también se puede dar en la malformación de Arnold-Chiari y en relación con la compresión producida por tumores localizados en estructuras vecinas (troncoencéfalo, cerebelo, etc).

Existen otros tipos de hidrocefalia que escapan de esta clasificación: la hidrocefalia ex vacuo y la normotensiva. La ex vacuo se da tras un accidente cerebrovascular, produciéndose un contracción del tejido cerebral que tracciona del ventrículo adyacente, aumentando su calibre. La hidrocefalia normotensiva, también denominada hidrocefalia crónica del adulto, ocurre fundamentalmente en ancianos y en muchos casos es secundaria a traumatismos, hemorragias cerebrales o cirugías intracraneales. No se conoce su causa exacta pese a existir diferentes teorías para explicar su génesis. Se asocia a clínica de demencia, incontinencia de esfínteres y alteraciones en la deambulación. 

domingo, 21 de septiembre de 2014

Irrigación del cerebelo

El cerebelo es una víscera ubicada en la fosa posterior, que contacta superiormente con el lóbulo occipital y anteriormente con el tronco del encéfalo. Presenta una porción central, el vermis, y otras dos porciones que se ubican a los lados, los hemisferios. 



Hay tres pares de arterias que irrigan el cerebelo: 

- Arteria cerebelosa superior: sale de la arteria basilar, antes de que se originen las arterias cebrales posteriores. Se dirige lateralmente y contornea los pedúnculos cerebelosos. Se cruza con el motor ocular común (III par) y atraviesa la cisterna ambiens acompañando al nervio troclear (IV par). Se anastomosa con las arterias cerebelosas inferiores y su función es irrigar la cara superior de la corteza cerebelosa, los pedúnculos cerebelosos y los núcleos profundos.

- Arteria cerebelosa anteroinferior: surge del segmento de la arteria basilar inmediatamente posterior a la unión de las dos arterias vertebrales. Va hacia los lados para rodear la protuberancia por debajo de la salida del nervio trigémino (V par). Irriga la cara inferoanterior del cerebelo, relacionándose con el pedúnculo cerebeloso medio y también con los nervios facial (VII) y vestibulococlear. En algunas personas aparece una rama, la laberíntica, que acompaña al nervio vertibulococlear a través del conducto auditivo interno hasta el oído medio.

- Arteria cerebelosa posteroinferior: se origina en las arterias vertebrales, justo antes de que se unan para formar la basilar. Rodea la parte superior del bulbo raquídeo, relacionándose con el nervio vago (X) y el nervio accesorio (XI). Al llegar al pedúnculo cerebeloso inferior, da una rama medial y otra lateral. Irriga la cara posteroinferior del cerebelo y el pedúnculo cerebeloso inferior, así como los núcleos del espinal, del vago, del trigémino, del solitario, los núcleos vestibulares y cocleares. También se encarga de irrigar el IV ventrículo (rama coroidea) y el bulbo raquídeo (ramas bulbares media y lateral).


Fuente: Mandiola E. Olvae E. Alarcón E. Relaciones anatómicas entre la arteria cerebelar anterior inferior y el nervio trigémino. Rev. Chil. Anat., 20(3):291-294, 2002.

sábado, 6 de septiembre de 2014

The Modic vertebral endplate and marrow changes: pathologic significance and relation to low back pain and segmental instability of the lumbar spine

Los cambios tipo Modic son diferencias de señal detectadas por RM en los platillos vertebrales. Son hallazgos usuales y que traducen cambios degenerativos en la unión disco-vertebral. A nivel histológico, se corresponden con diferentes estadios de afectación de la médula ósea subcondral. 


MODIC I
Histológicamente, se relaciona con microfracturas, edema de médula ósea e inflamación.

Por imagen de RM, los platillos vertebrales señales  hipointensas en T1 e hiperintensas en T2.



MODIC II
Representa la conversación de médula ósea roja (hematopoyética) normal en médula ósea amarilla (grasa) por isquemia ósea.

En RM hay una hiperintensidad en secuencias ponderadas en T1, mientras que en T2 se observa una señal isointensa o ligeramente hiperintensa, respecto al tejido óseo adyacente.




MODIC III
Traduce la esclerosis del hueso subcondral. 

Se manifiesta como hipointensidades en los platillos vertebrales, tanto en secuencias T1 como T2. 




Se han descrito formas mixtas de MODIC, lo cual hace pensar que los 3 MODIC corresponden a tres fases de una misma enfermedad. La ausencia de MODIC se cataloga como MODIC 0. 

Fuente: Rahme R, Moussa R. The Modic vertebral endplate and marrow changes: pathologic significance and relation to low back pain and segmental instability of the lumbar spine. AJNR Am J Neuroradiol. 2008 May;29(5):838-42.

Detection and staging of chondromalacia patelae: relative eficacies of conventional MR imaging, MR arthrography, and CT arthrography

Presentamos un artículo clásico que revisa como se ven los distintos grados de condromalacia en RM, RM artrografía y en TC. 

El cartílago en la rótula es un amortiguador natural. El uso excesivo, traumatismos u otros factores pueden llevar a una condición conocida como condromalacia rotuliana, un término genérico que indica daño en el cartílago en la rótula. Clínicamente sería más correcto referirse a la condromalacia como síndrome de dolor patelo-femoral.

La condromalacia se puede dividir en 4 grados por resonancia magnética, según la clasificación modificada de Outerbridge, ideada inicialmente para la artroscopia.

Grado I:
Se produce un reblandecimiento y edema del cartílago articular. 
En secuencia de densidad protónica con saturación grasa de la RM, se observará áreas focales de hiperintensidad con contornos regulares en el cartílago.


Artrografía RM T1 en la que se observa fibrilación del cartílago patelar (flecha)


Grado II
El cartílago se empieza a fragmentar, mostrando fisuras.
En RM artrografía se detectará paso de contraste a través de las fisuras originadas. Irregularidad en los contornos.





Grado III
Pérdida de grosor del cartílago, adoptando una apariencia de carne de cangrejo.
En RM artrografía se constata la pérdida de espesor del cartílago, apareciendo ulceraciones focales que se rellenan de contraste. 





Grado IV
Aquí ya existirá una destrucción del cartílago que producirá la exposición del hueso subcondral. 

En RM se observará una pérdida completa de grosor del cartílago en algunas áreas, con cambios reactivos en el hueso subcondral subyacente. 







Fuente: Gagliardi JA, Chung EM, Chandnani VP, Kesling KL, Christensen KP, Null RN, Radvany MG, Hansen MF. Detection and staging of chondromalacia patelae: relative eficacies of conventional MR imaging, MR arthrography, and CT arthrography. AJR Am J Roentgenol. 1994 Sep;163(3):629-36.

viernes, 5 de septiembre de 2014

mrisafety.com



La resonancia magnética es un método diagnóstico fiable, que no produce radiaciones ionizantes pero no por ello es un procedimiento inocuo para el paciente. Han sido descritos, desde los inicios en el desarrollo de la técnica, múltiples accidentes de mayor o menor gravedad, relacionados con un mal entendimientos de los peligros que acarrea su mal uso. La mayoría de ellos se han relacionado con la interacción del campo magnético con implantes u objetos ferromagnéticos y marcapasos.

Presentamos una web (inglés) en la que se describen de forma pormenorizada los elementos que han de evitar exponerse al campo magnético de una resonancia, con el fin de evitar accidentes: 


miércoles, 20 de agosto de 2014

Quiste epidermoide intracraneal


Un quiste epidermoide es una lesión congénita que proviene de la inclusión de elementos ectodérmicos en el momento de cierre del tubo neural, hacia la 3-5ª semana de vida. Su localización más frecuente es el ángulo pontocerebeloso (5%). Su componente quístico está conformado por células epiteliales descamadas, queratina y colesterol. 

En TC presenta una densidad interna similar a la de la grasa y la resonancia magnética es la mejor técnica para su valoración. Se observará una lesión quística de bordes bien definidos, con una señal baja en T1, una elevada señal en T2 y que no realza tras la administración de contraste intravenoso. No obstante se puede observar quistes epidermoides hipointensos en T1 debido a diferentes causas como son un elevado contenido lipídico (triglicéridos) o proteico. La presencia de hemorragia en el seno del quiste puede originar también una hiperintensidad tanto en T1 como en T2. Presentan una importante restricción de la difusión con señal baja en FLAIR. 

RM T2 axial (http://radiopaedia.org/articles/intracranial-epidermoid-cyst)

Diagnóstico diferencial: 

a) Quiste dermoide: a diferencia de los epidermoides, su localización es más habitual en la línea media, más frecuentemente en la región periselar y en la fosa posterior. T1 hiperintensa, con señales heterogéneas en FLAIR y T2. Nivel grasa-líquido. Importante realce pial debido a la meningitis con la que se asocia. No restringe en difusión.
b) Quiste aracnoideo: presenta la misma señal que el LCR en todas las secuencias. No restringe en difusión y no realza tras la administración de contraste. 

c) Otros: meningioma quístico, schwannoma quístico, etc.


Fuente: Chen CY, Wong JS, Hsieh SC, Chu JS, Chan WP. Intracranial epidermoid cyst with hemorrhage: MR imaging findings. AJNR Am J Neuroradiol. 2006 Feb;27(2):427-9.

Leiomioma uterino

Los leiomiomas uterinos son tumores benignos que provienen del sobrecrecimiento del músculo liso del miometrio y del tejido conectivo del útero. 

Existe una predisposición genética a padecerlos y, aunque es raro (1%), algunos pueden degenerar a sarcomas. También son sensibles a las hormonas, siendo estimulado su crecimiento por los estrógenos. Esto hace que sean raros en mujeres prepúberes, acelerando su crecimiento durante el embarazo e involucionando en la menopausia. 

Suelen ser asintomáticos, con lo que resulta difícil valorar su incidencia real. No obstante, en ocasiones pueden presentarse con dolor abdominal, metrorragias, infertilidad o como masas palpables. Hasta en el 85% de los casos es múltiple. 

Según su localización puede ser, en orden de frecuencia descendente, intramural, subseoro o submucoso, aunque existe la posibilidad de que sea extrauterino,simulando en ocasiones ser una masa anexial.

Radiografía simple:
La presencia de calcificaciones en palomitas de maíz proyectadas sobre la pelvis hace sospechar su existencia (4%).



Ecografía:
La exploración de elección. Se presentan como una masa concéntrica, sólida e hipoecogénica. Puede mostrar imágenes ecogénicas sombra acústica en su seno, en caso de existir calcificaciones. 

La ecografía presenta una sensibilidad del 60% y una especificidad del 99%. 

http://www.zambon.es/servicios/atlas/fichas/2165.htm

Tomografía computarizada
Tiene un rol limitado en la valoración de esta patología. El leiomioma es indistinguible del miometrio adyacente, a no ser que presente calcificaciones o necrosis. 

http://www.cirugiahsalvador.cl/multimedia/banco-de-imagenes/index.php?q2=110


Resonancia magnética
La resonancia magnética tiene un papel fundamental en la definición de la anatomía y en aclarar hallazgos ecográficos dudosos. 

Los leiomiomas no degenerados se presentan hipointensos en T2 e isointensos en T1 con respecto al miometrio circundante. Se puede conseguir distringuir leiomiomas de adenomiosis gracias a la detección de un anillo hiperintenso en T2 alrededor de la lesión, que traduce edema y dilatación venular. 

No es la mejor técnica para valorar el patrón de calcificación.

http://www.miomaembolizacion.com/diagnostico.php

Es habitual que suceda que un mioma crezca por encima de lo que su aporte sanguíneo permite, lo que lleva a que se produzca una degeneración en alguna de sus zonas. Encontraremos los diferentes tipos de degeneración: 
1. Hialina: la más frecuente. Se observa hipointensa en T2.
2. Quística: hiperintensidad en T2 e hipointensidad en T1. 
3. Mixoide: lesiones quísticas con contenido mucoide.
4. Degeneración roja: infarto masivo por obstrucción de las venas de drenaje periférico de la lesión. La zona periférica presentará una hipointensidad en T2 con una hiperintensidad T1. 

Aunque no suele ser necesario, tras la administración de contraste, presenta una captación más tardía que la del resto del miometrio.

Existe una modalidad de mioma denominada lipoleiomioma que consiste en una transformación grasa del mismo y que presentará señal similar a la grasa en todas las secuencias. 

La resonancia tiene una sensibilidad del 86-92% y una especificidad del 100%.

Fuente: Thomason P, Lin EC, et al. Uterine Leiomyoma (Fibroid) Imaging. Medscape. 2012. Con acceso el 20-08-2014 en: http://emedicine.medscape.com/article/405676-overview#a21

martes, 15 de julio de 2014

Principios básicos de RM (V)



Existen dos elementos cuya manipulación es importante de cara a la obtención de las diferentes secuencias de resonancia magnética. Por un lado están los pulsos de radiofrecuencia, utilizados para excitar los protones de la muestra, lo cual produce la inclinación del vector de magnetización desde el eje longitudinal z hasta el plano transversal xy, detectando entonces la señal que emiten al relajarse. Por otro lado, los gradientes hacen que los protones del corte precesen a diferentes frecuencias en función de la orientación del gradiente y de la posición en la muestra.


Secuencia spin echo:

Axial FSE-T2
Es la secuencia más básica y la más usada. Se consigue aplicando un pulso de radiofrecuencia inicial de 90º  (para excitar los protones) tras el cual se aplica uno o dos de 180º (para refasar los protones), obteniendo uno o dos ecos respectivamente.  El tiempo transcurrido entre los dos pulsos se multiplica por dos y el resultado será el tiempo que tardará en recibirse el eco proveniente del tejido estimulado que será transformada en imagen de resonancia.

Ejemplos: Turbo Spin-Echo (TSE), Fast Spin-Echo (FSE), TSE-SS, HASTE.


Secuencia de inversión-recuperación

.
Coronal T2 FLAIR.
 Constituye en realidad una variante de la secuencia spin echo. Se obtiene aplicando un pulso inicial de 180º (pulso de inversión) antes de la secuencia spin echo. Con este pulso de inversión lo que se consigue es anular selectivamente la señal de algún tejido. Para entender esta secuencia, es necesario introducir un parámetro adicional como es el Tiempo de Inversión (TI). El tiempo de inversión se define por el tiempo que transcurre desde el pulso de inversión de 180º y el de excitación de 90º, siendo manipulado por el operador en función de cual sea su objetivo. Si el TI es corto, se obtiene una secuencia en la que se cancela la señal del tejido graso (Ej: STIR), siendo útil para valorar la patología en estructuras de alto contenido graso. Si se usa  un TI prolongado, se cancela o atenúa la señal del agua (Ej: FLAIR), obteniendo información importante sobre estructuras con alto contenido acuoso como el líquido cefalorraquídeo.

Ej: STIR, FLAIR.


Secuencia eco de gradiente

Axial gradiente.
Se inicia con un pulso inicial similar a las secuencias eco de spin pero de menor duración, lo cual hace que la orientación de los campos magnéticos de los átomos en precesión sea modificada en ángulo menor de 90º, lo cual permite que esta secuencia se obtenga en un menor tiempo. Tras esto, no se aplica un pulso de 180º como en el spin-echo, sino que se utiliza gradientes bipolares que refasan sólo a los protones que fueron desfasados inicialmente por la acción del propio gradiente. Las virtudes de esta secuencia son su rápida adquisición y su sensibilidad para los efectos de susceptibilidad magnética, siendo útiles para la detección de hemorragias.

lunes, 14 de julio de 2014

MR imaging evaluation of perianal fistulas: spectrum of imaging features




La fístula perianal es una patología poco prevalente pero con una alta morbilidad, y que afecta preferentemente a varones jóvenes. La RM ha demostrado en los últimos tiempos ser la mejor técnica para el estudio diagnóstico de las fístulas, para la planificación quirúrgica y para la detección de complicaciones tras la cirugía. 

Desde este blog recomendamos la lectura del artículo "MR imaging evaluation of perianal fistulas: spectrum of imaging features" de la revista Radiographics, puesto que recoge todo lo que el radiólogo debe saber acerca de las fístulas perianales, enfocando el tema de un modo sencillo y complementando la teoría con didácticas imágenes.

Fuente: de Miguel Criado J1, del Salto LG, Rivas PF, del Hoyo LF, Velasco LG, de las Vacas MI et al. MR imaging evaluation of perianal fistulas: spectrum of imaging features. Radiographics. 2012 Jan-Feb;32(1):175-94.

martes, 8 de julio de 2014

100 artículos



http://cuidatuimagen.wordpress.com/2010/page/10/

Hace escasos artículos hemos superado las 100 publicaciones en el blog. El objetivo inicial de este proyecto era formar una pequeña biblioteca de resúmenes de algunos de los artículos más interesantes que han ido llegando a mis manos. Pasados 2 años, los contenidos siguen siendo del mismo estilo. El número de visitas diarias se está incrementando paulatinamente, siendo la mayor parte de nuestros lectores de  España y Latinoamérica. Sin ninguna pretensión lucrativa ni comercial, seguimos hacia las 250 entradas.

Irrigación arterial del estómago



CURVATURA MENOR:


  • A. GÁSTRICA IZQUIERDA O ARTERIA CORONARIO ESTOMÁQUICA (RAMA DEL TRONCO CELÍACO).
  •  A. GÁSTRICA DERECHA O PILÓRICA (RAMA DE LA ARTERIA HEPÁTICA PROPIA).
  •  SE ANASOMOSAN Y FORMAN EL CÍRCULO ARTERIAL DE LA CURVATURA MENOR.



CURVATURA MAYOR:


  • A. GASTROEPIPLOICA IZQ (RAMA DE LA A. ESPLÉNICA).
  •  A. GASTROEPIPLOICA DER (RAMA DE A. GASTRODUODENAL).
  •  SE ANASTOMOSAN Y FORMAN EL CÍRCULO ARTERIAL DE LA CURVATURA MAYOR.



FUNDUS GÁSTRICO:


  • RAMAS GÁSTRICAS CORTAS (PROCEDEN DE LA A. ESPLÉNICA).



CARDIAS + ESÓFAGO DISTAL:


  • A. CARDIO-ESOFAGO-TUBEROSITARIA POSTERIOR (RAMA DE LA A. ESPLÉNICA).

  • A. CARDIO-ESOFAGO-TUBEROSITARIA POSTERIOR (RAMA DE LA A. GÁSTRICA IZQ).

Para finalizar, recomendamos un vídeo de youtube que describe la irrigación arterial del estómago y que nos ha parecido muy didáctico:



Principios básicos de RM (IV)


http://www.medicosecuador.com/revecuatneurol/vol13_n1-2_2004/neuro_descripcion_resonancia.htm



Secuencia T1

Manipulando ciertos parámetros como son el tiempo de eco (TE) o el tiempo de repetición (TR) se puede conseguir un contraste diferente entre los tejidos o, dicho de otra manera, se puede conseguir una potenciación en T1, T2 o densidad protónica. 

Es decir, las imágenes potenciadas en T1 se obtienen usando un TR y un TE cortos. Al utilizar TE cortos, la información se adquiere antes de que se produzca la relajación transversal. Esto hace que las diferencias en la magnetización longitudinal en los tejidos sean las que traduzcan unas diferencias de intensidad entre los tejidos en la imagen de resonancia.   

En la secuencia T1, estructuras con tiempos de relajación longitudinal muy cortos, como la grasa, presentan una señal hiperintensa en T1. Por el contrario, el agua, al tener un tiempo de relajación longitudinal largo, se mostrará hipointensa en T1. 

Las secuencias T1 suelen ser mejores para valorar la anatomía. 


Secuencia T2:

Las imágenes de resonancia potenciadas en T2 se obtienen usando un TR y un TE largos. Se emplean TR largos, con lo que se consigue que los tiempos de relajación longitudinal se igualen, eliminando el efecto T1. También se utiliza TE largos para obtener la información una vez que ya se ha iniciado la relajación transversal. Las diferencias en el tiempo de relajación transversal entre los tejidos corresponderán con las diferencias de intensidad en la imagen. El agua presenta un tiempo de relajación transversal largo (hiperintensa en T2), mientras que el de la grasa es corto (hipointensa en T2).
Como la mayoría de procesos patológicos dan un incremento de la saturación de agua en los tejidos, se dice que esta secuencia es mejor a la hora de detectar patología. 


Secuencia de densidad protónica:

Para esta secuencia se utiliza un TR largo, que hace que los tiempos de relajación longitudinal se igualen (minimizando el efecto T1) y un TE corto, lo que produce que la información se adquiera antes de que se produzca la relajación transversal (minimizando el efecto T2). Por tanto, las diferencia de intensidad entre los tejidos se corresponderán con la diferencia en la densidad de protones en el núcleo de las moléculas de hidrógeno para cada tejido.
 

lunes, 7 de julio de 2014

Órganos en relación con el peritoneo




http://www.gistsupport.org/ask-the-professional/abdominal-anatomy.php

 
Órganos intraperitoneales:

-         Estómago
-         Hígado.
-         Cola del páncreas.
-         Bazo.
-         Primera porción del duodeno.
-         Yeyuno e íleon.
-         Colon transverso, apéndice, colon sigmoide y tercio superior del recto.
-         Útero, trompas de Falopio y ovarios.

Órganos retroperitoneales:

-         Esófago.
-         Cabeza y cuerpo del páncreas.
-         2-4ª porción del duodeno.
-         Colon ascendente y descendente.
-         Recto
-         Riñones y adrenales.
-         Aorta y Vena cava inferior.

martes, 1 de julio de 2014

Multimodal CT in stroke imaging: new concepts.




En esta entrega vamos a revisar la TC Perfusión a través de lo desarrollado en un artículo de revista Radiologic Clinics of North America.

La TC perfusión se considera en la actualidad uno de los tres componentes fundamentales en el enfoque multimodal por TC de la isquemia cerebral aguda.

El método más utilizado para realizar la TC perfusión es la denominada “técnica de primer paso”, que consiste en obtener cortes rápidos seriados (modo cine) sobre una misma zona, llevados a cabo tras la administración de contraste intravenoso yodado no iónico a flujo alto (4-6 cm3/s). Debido a que la hiperdensidad en unidades Hounsfield es proporcional a la concentración de contraste, los parámetros de perfusión son calculados  a partir de operaciones matemáticas de deconvolución sobre los cambios de la curva densidad-tiempo para cada píxel, utilizando algoritmos basados en el principio del volumen central

  • Tiempo hasta el pico (TP o TTP en inglés): tiempo que tarda en conseguirse la concentración máxima de contraste en el área de interés.

  • Tiempo de tránsito medio (TTM o MTT): indica el tiempo que transcurre desde la entrada de sangre en las arterias y salida por las venas.



  • Flujo sanguíneo cerebral (FSC  o CBF): que es el volumen de flujo sanguíneo por unidad de tiempo (Valor normal de 50-60 ml/100 g / min). 



  • Volumen sanguíneo cerebral (VSC o CBV): indica el volumen de sangre por unidad de masa del cerebro (rango normal de  4-6 ml/100 g).




Según un artículo publicado en el 2011, se ha de valorar primero el TTM o el TP. Si está alterado (aumentado), se valorará el FSC, que estará disminuido en la isquemia. A continuación, se observará el mapa de volumen, que predice el área de infarto (si está muy disminuido será infarto y si es normal o aumentado corresponderá a penumbra).

La TC difusión proporciona resultados equivalentes a la RM difusión / perfusión en términos de caracterización del infarto y de la penumbra  y también en la selección de los pacientes para terapias de reperfusión aguda. La perfusión requiere un tiempo de exploración más corto y la disponibilidad de la técnica es mayor en el servicio de urgencias en comparación con la RM. Representa una técnica de imagen muy atractiva para evaluar a los pacientes con accidente cerebrovascular agudo, siendo aun mayor su importancia en aquellos con dudas diagnósticas,  en los que han sobrepasado la ventana.


Fuente: 
  1.  Ledezma CJ, Wintermark M. Multimodal CT in stroke imaging: new concepts. Radiol Clin N Am. 2009;47:109-16.
  2. BártulosV, Martínez San Millán JS,  Carreras Aja M. TC multimodal en el diagnóstico del código ictus. Radiología. 2011; 53(1): 16-22.