lunes, 27 de mayo de 2013

Obstrucción intestinal ¿qué necesita saber el cirujano?

Os presento un artículo interesante que revisa los resultados de una encuesta realizada al equipo de cirujanos del Hospital Militar de Santiago (Chile). En ella, se les pregunta acerca de los puntos del informe radiológico a los que más importancia dan. No es nada desdeñable el dato que ofrecen: el 75% de los cirujanos del servicio de urgencia prioriza la tomografía computerizada para el diagnóstico de la obstrucción intestinal.

El estudio concluye que cualquier informe de TAC en una sospecha de obstrucción intestinal debe responder a los siguientes interrogantes, en orden de prioridad:

1. ¿Existe una obstrucción intestinal? 

La TC ha demostrado una sensibilidad del 94-100% y una especificidad del 90-95% para el diagnóstico de obstrucción. Por contra, la radiografía simple de abdomen tiene una sensibilidad del 69% y una especificidad del 57%.

2. ¿A qué nivel se encuentra? 

Se debe identificar la zona de transición y comparar la longitud relativa de las asas dilatadas en relación a las colapsadas. 

3. ¿Cuál es la etiología?

Las adherencias están detrás de más del 60% de las obstrucciones intestinales (80% postquirúrgicas y 15% de causa inflamatoria). Le siguen por frecuencia las hernias (15-25%) y los tumores. 

4. ¿Existen complicaciones?

- Estrangulación: se da cuando un segmento de instestino está ocluido en dos puntos por una lesión única, determinando una "asa ciega". 

- Isquemia mesentérica: inicialmente se produce oclusión del retorno venoso y posteriormente se compromete el flujo arterial. 

Isquemia mesentérica: Asas con pared edematosa, llenas de líquido, con retención del contraste y engrosamiento mesentérico.

Fuente: Castro M, Renedo S, Droppelmann N et al.Obstrucción intestinal ¿qué necesita saber el cirujano? Rev. chil. radiol. v.10 n.4 Santiago  2004.

viernes, 24 de mayo de 2013

Lesiones que no hay que tocar.

http://www.rimos.com/images/Products/osteo-ram_grande.jpg
http://www.rimos.com/esp/product.cfm?name=osteo-ram
 A continuación presentamos un capítulo de obligada lectura del libro "Fundamentos de radiología del esqueleto" escrito por Clyde Helms. En él se habla acerca de las lesiones musculoesqueléticas que, pese a su aspecto agresivo, en realidad no entrañan peligro y no deben ser biopsiadas.

A continuación, las clasificaremos en función de su etiología, introduciendo algunos rasgos que nos ayudarán a distinguir cada una.

A) LESIONES POSTRAUMÁTICAS.

- Miositis osificante: calcificación circunferencial con centro radiotransparente, a diferencia de los tumores malignos, que tendrán una zona periférica mal definida y el centro calcificado u osificado.

- Avulsión ósea: puede tener un aspecto radiográfico agresivo pero nos orienta al diagnóstico su localización en las zonas de inserción de los tendones.

- Desmoide cortical: irregularidad cortical que posee una localización característica en el borde interno supracondíleo del fémur, afectando con más frecuencia a gente joven.

- Enfermedad discovertebral:en presencia de estrechamiento del espacio discal y osteofitos, no deben biopsiarse las zonas focales escleróticas adyacentes a los platillos vertebrales.

- Fracturas: pueden causar osteoesclerosis y periostitis, por lo tanto, en caso de que exista antecedente previo de traumatismo, se ha de intentar detectar la línea de fractura que explique los otros hallazgos radiológicos en hueso.

- Seudoluxación del húmero:  fractura con hemartros; no existe luxación en realidad, sino un desplazamiento de la cabeza humeral inferiormente. Ante la sospecha, se debe realizar una radiografía de hombro con proyección axial o transescapular, donde se detectará la fractura humeral que siempre está asociada.

- Síndrome de Tietze: inflamación bulbosa de la costilla. Entidad muy dolorosa, siendo el diagnóstico clínico muy sencillo. Dada la corta evolución del proceso, lo indicado es una conducta expectante, repitiendo la radiografía alas dos o tres semanas, en caso de que el paciente no mejore.

B) VARIANTES NORMALES.

- Defecto dorsal de la rótula: defecto lítico con localización característica en el cuadrante superoexterno de la rótula.

- Seudoquiste del húmero: provocado por un aumento del hueso esponjoso en la zonadel troquiter.

- Os odontoideum: se trata de una apófisis odontoides no fusionada, que con la flexión puede desplazarse anteriormente con respecto a C2 y simular una fractura. El radiólogo debe reconocer que este proceso no es agudo, para evitar así una intervención quirúrgica inmediata.

- Osteopoiquilosis: proceso familiar benigno que consiste en la presencia de múltiples islotes óseos.

C) LESIONES CLARAMENTE BENIGNAS.

- Fibroma no osificante: lesión lítica mayor de 2 cm (si fuera menor, recibiría el nombre de "defecto cortical fibroso"), localizada en la cortical de la metáfisis de los huesos largos y que tiene un borde bien definido, frecuentemente esclerótico y ondulado, produciendo una leve expansión cortical. Afecta casi exclusivamente a pacientesmenores de 30 años.

- Islotes óseos: no presentan problema diagnóstico, siempre que midan menos de 1 cm. Se trata de lesiones blasticas alargadas, con su eje mayor orientado en la dirección de carga del hueso, poseyendo unos márgenes espiculados. Los pacientes con islotes óseos suelen ser asintomáticos.

- Quistes óseos: si se localizan en el calcáneo no deben ser intervenidos, dado que el riesgo de fractura patológica es muy bajo.

- Infarto óseo: puede tener un aspecto mixto, liticoesclerótico, o incluso parecer un proceso permeativo. En muchas ocasiones es necesario recurrir a la resonancia magnética para estudiar estas lesiones, evitando la biopsia del paciente.

- "Hoyo de Pitt": lesión lítica con localización característica en  la parte lateral del cuello femoral, correspondiendo a una herniación de la sinovial.

Fuente: Helms C. Lesiones que no hay que tocar. En: Helms C. Fundamentos de radiología del esqueleto. Madrid. Ed. Marban. 1993.

miércoles, 8 de mayo de 2013

Errores neurorradiológicos frecuentes en TC y RM

El artículo que hoy traemos a colación habla sobre algunas de las variantes de la normalidad más observadas en neurorradiología. Su conocimiento, junto con una buena calidad técnicas en la realización de pruebas diagnósticas como la tomografía computerizada y la resonancia magnética, evitará el indeseable sobrediagnóstico. Es por ello, que la lectura de este trabajo de la Dra Patricia Orellana es poco menos que obligada. 

RM axial T1. Espacio de Virchow-Robin (flecha blanca)



TC axial. Granulaciones de Pacchioni (flechas blancas).


 Fuente: Orellana P. Errores neurorradiológicos frecuentes en TC y RM. Revista Chilena de Radiología. Vol. 9 Nº 2, año 2003; 93-103.