martes, 22 de enero de 2013

Multimodality Imaging of Pancreatic and Biliary Congenital Anomalies (I)



Hoy presentamos un artículo muy interesante acerca de las anomalías congénitas de páncreas y vía biliar, visto a través de diferentes técnicas de imagen. Dicho artículo empieza hablando sobre el desarrollo embriológico tanto del páncreas como de la vía biliar, para continuar centrándose en su anatomía. A renglón seguido, habla de algunas de las variantes anatómicas más frecuentes, cuyo estudio debería ser indispensable para cualquier radiólogo.

Páncreas:

- Configuración bífida de la vía colectora con presenciade un conducto de Wirsung y otro accesorio de Santorini. Dentro de esta anomalía, podemos encontrar también un conducto de Santorini rudimentario, uno dominante o una "ansa pancreática", que consiste en un conducto de Santorini que forma una curva sigmoidea de camino a su unión con el conducto de Wirsung.

- Engrosamiento de la rodilla del conducto pancreático principal, en el punto de fusión de los conductos dorsal y ventral. Se diferencia de una verdadera estenosis por la ausencia de dilatación.

- Las anomalías de duplicación del conducto pancreático principal son relativamente frecuentes.

Sistema biliar:

- El drenaje del conducto posterior derecho en el conducto de drenaje de los segmentos II-IV (LHI), antes de su confluencia, es la variante anatómica más frecuente, detectándose hasta en un 13-19% de la población.

- Otra variante se da cuando el conducto biliar derecho posterior no se localiza posteriormente con respecto al conducto derecho anterior. No obstante, drenará en la vertiente derecha de este último.

- Triple confluencia: drenaje simultáneo del conducto biliar anterior y posterior derecho, así como del conducto del LHI en el conducto hepático común (CHC).

- En cuanto al conducto cístico, puede poseer una inserción baja (con fusión en el tercio distal del colédoco), una inserción medial (drenando en el lado izquierdo del conducto hepático común) o puede tener una disposición paralela al CHC.

- El conocido como "conducto hepático aberrante" consiste en el drenaje del conducto posterior derecho en el CHC (5%).

-También se puede dar una unión anómala entre los conductos pancreáticos y el conducto biliar común, fuera del duodeno. Esto llevará al reflujo de bilis alos conductos pancreáticos, produciendo pancreatitis, o al reflujo dejugo pancreático al sistemabiliar, dando pie a la formación de quistes.

Fuente: Mortelé et al. Multimodality Imaging of Pancreatic and Biliary Congenital Anomalies. RG f Volume 26. Number 3.

No hay comentarios:

Publicar un comentario