lunes, 29 de octubre de 2012

Sonographic diagnosis of pneumoperitoneum using the ‘enhancement of the peritoneal stripe sign.’ A prospective study


Peritoneo normal (doble flecha) y signo de EPSS (flecha)


 Este artículo fue publicado en la revista Emergency Radiology en el año 2007 y, según argumenta su autor, su objetivo es la validación de la ecografía como método diagnóstico fiable de neumoperitoneo en pacientes que acuden a Radiología con un cuadro de abdomen agudo. En esencia, se basa en la detección del signo del engrosamiento peritoneal lineal (EPSS). Para tal demostración se ha realizado un estudio prospectivo sobre 600 pacientes consecutivos con abdomen agudo durante 3 meses, sin que el autor sepa el resultado de otras exploraciones. Para valorar sus aciertos, se basó en los diagnósticos intraoperatorios, los resultados de otras técnicas de imagen y en la evolución clínica. De los 600 pacientes examinados, 21 tenían neumoperitoneo, siendo positivo el signo EPSS en todos ellos y obteniendo 3 falsos positivos, lo cual arroja una sensibilidad del 100%, con una especificidad del 99% en este estudio (VPP 87,5% y VPN 100%).


Rx tórax en bipedestación (o insuflación por SNG) y decúbito lateral de la radiografía de abdomen:

            Se requiere una cantidad de 1-2 mL de aire intraperitoneal para ver neumoperitoneo en Rx. El problema es que no todos los pacientes pueden colaborar.


TC:

            Se considera el “gold standar”. Vale para el reconocimiento, localización, volumen y configuración del neumoperitoneo. Sin embargo, desde un punto de vista de coste-efectividad.


US:

            Los US son los usados inicialmente en la evaluación de los pacientes con abdomen agudo. Su mayor dificultad consiste en discernir entre el abdomen intra- y exraluminal. El EPSS consiste en burbujas de aire que se acumulan en la capa de peritoneo y que dan un aspecto ecográfico característico: línea peritoneal ecogénica y engrosada, con una sombra posterior sucia o defectos de reflección.

            La línea de peritoneo normalmente aparece como una línea única o doble, estrecha y ecogénica. Cuando existe mucho neumoperitoneo, es más fácil diferenciarla de la grasa extraperitoneal. En pacientes obesos, esto se dificulta. Pedir al paciente que inspire puede ayudar a diferenciar el aire intra- del extraperitoneal.

            Las zonas indicadas para examinar el neumoperitoneo son el hipocondrio derecho, región umbilical y epigástrica. No es válido detectar aire entre el hígado y la pared abdominal, puesto que eso también podría generarlo el Sd de Chilaiditi o la presencia de aire en el receso pleurodiafragmático.


Colección subdiafragmática (puntas de flecha)con signo EPSS (flecha grande).
 
            El EPSS se produce por la diferencia de impedancias acústicas entre el peritoneo y el aire libre es muco mayor que entre el peritoneo y las asas o líquido ascítico.

            La mayoría de falsos positivos se relacionan con la enfisematosis de vísceras, lo cual se puede descartar por la presencia de líquido libre, que suele acompañar en éstas. Otro signo que podemos usar es el “shifting phenomenon”.

            En conclusión, la utilización de la ecografía estará especialmente indicada en aquellos pacientes en los que existe una baja sospecha clínica de perforación o en los que las radiografias no la muestran.

Fuente: Sonographic diagnosis of pneumoperitoneum using the ‘enhancement of the peritoneal stripe sign.’ A prospective study . Ashrani A. Emerg Radiol (2007) 14:29–39.