viernes, 13 de julio de 2012

El informe radiológico: filosofía general.

 

Qué mejor forma de empezar nuestro recorrido por los artículos de interés, que revisar uno que se considera de referencia en la sociedad de radiólogos en España y que fue escrito en la revista Radiología (año 2004) por los autores Francisco Tardáguila, Luís Martí-Bonmatí y José Bonmatí.

El citado artículo comienza introduciendo la importancia que tienen los informes radiológicos en el contexto médico actual y el poco interés que ha suscitado su estudio en el seno de las publicaciones españolas y de la formación de nuevos profesionales. Ensalza su papel, no sólo como vía de comunicación entre los clínicos y los radiólogos (consultor médico), sino también como documento medico-legal.

Para su correcta elaboración, destaca como fundamental el recibir una información concisa y completa por parte del clínico para:

- Elegir técnicas y protocolos que se adecúen a la patología que se pretende descartar o caracterizar.

- Optimizar la interpretación de las imágenes, conociendo lo que se busca.

- Permite valorar determinados hallazgos cuyo valor dependerá del contexto clínico (ejemplo: significado diferente de encontrar una adenopatía de un tamaño determinado en un linfoma frente a encontrarlo en un cuadro infeccioso).

- Determina la indicación de ampliar estudios o hacer pruebas de seguimiento.

- Permite hacer unabordaje desde el punto de vista del coste/beneficio.

En términos generales y, como dicen los autores, un informe ha de responder a las siguientes preguntas: 

— ¿Qué hallazgos veo?
— ¿Qué causa estos hallazgos?
— ¿Qué sugiero hacer?
Especial interés tiene el apartado dedicado a la estructura del informe:

1. Datos demográficos del paciente.

2. Resumen de la información clínica relevante aportada por el clínico (Si no existiera, tiene elevada importancia medico-legal, referirlo).

3. Descripción de la técnica utilizada, conel medio de contraste utilizado, si ha habido reacciones al mismo y como fueron tratadas.

4. Descripción detallada de los hallazgos: Describir limitaciones del estudio por causas técnicas o dependientes del paciente. Redactar la información de forma jerarquizada (en orden de importancia) y dando prioridad a los que se relacionan con la patología sospechada. Los hallazgos dentro de la normalidad deben citarse si dependen de estructuras importantes dentro de la patología sospechada.

5. Conclusión o juicio diagnóstico: corto y directo, aludiendo a los elementos clave para definir la enfermedad en cuestión. Para que quede claro la importancia de este punto, cito textualmente: "En su informe, el radiólogo actúa como un médico consultor activo ante el problema que se le consulta y la prueba que se le solicita, y que él interpreta que no es una exploración sino una opinión diagnóstica informada, explícita y decisiva hasta donde sea posible".

Por tanto, lo sustancial del informe será la interpretación que el radiólogo, como consultor médico, haga de los hallazgos encontrados y de su relación con un contexto clínico determinado. 



Fuente: Francisco Tardáguila, Luís Martí-Bonmatí y José Bonmatí. El informe radiológico: filosofía general. Radiología 2004;46(4):195-8.





2 comentarios: